Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atentado mortal de Terra Lliure en vísperas de nacional catalana protagonizada por los independentistas

Emilia Aldomi Sans, de 62 años, falleció ayer a consecuencia de un atentado cometido por la organización independentista catalana Terra Lliure contra el juzgado de distrito de la localidad leridana de Les Borges Blanques, que tiene poco más de 5.000 habitantes. Se trata de la primera víctioma mortal que se produce como consecuencia de los atentados perpetrados por esta organización desde 1980. La explosión del artefacto se produjo en la víspera de la Diada del Onze de Setembre (fiesta nacional de Cataluña), jornada que se caracteriza por el hecho de que los partidos parlamentarios han abandonado los actos de tipo reivindicativo. Varios grupos independentistas han convocado manifestaciones que han sido prohibidas por el Gobierno Civil de Barcelona. Uno de esos grupos ha escogido el lema Catalunya, terra lliure (Cataluña, tierra libre) para presidir sus actos.

El artefacto de Les Borges Blanques era de fabricación casera, estaba compuesto por tres kilogramos de pólvora prensada y fue colocado en el interior de un armario de una de las salas del Juzgado de Distrito, situado en la plaza de la Constitución. En Les Borges Blanques, localidad eminentemente agrícola de 5.000 habitantes, las dependencias judiciales ocupan el edificio que durante la República fue la sede del ayuntamiento, y en sus dependencias recibió su primera acta de diputado Francesc Macià, que después sería presidente de la Generalitat.El artefacto, que estaba dotado de un temporizador, hizo explosión a las 3.45 horas de la madrugada de ayer. La onda expansiva provocó el derrumbamiento del techo y de la pared contigua al dormitorio de Emilia Aldomá, quien se encontraba durmiendo en el momento de la explosión, y ésta falleció aplastada por los escombros. La pared que separaba la dependencia judicial del dormitorio de la víctima tenía un grosor aproximado de unos 15 centímetros.

Fuentes de los bomberos, que tuvieron que derribar la puerta de la habitación para rescatar el cadáver, señalaron que el autor o autores del atentado penetraron en las dependencias judiciales tras forzar una ventana de la parte posterior del edificio, que da a un patio de luces. Los funcionarios Judiciales señalaron ayer que el Juzgado había sido cerrado a mediodía del miércoles, y que en ese momento no observaron nada anormal en las dependencias.

En el lugar de la explosión diversos testimonios señalan que dos jóvenes que viajaban en un vehículo con matrícula de Barcelona preguntaron el pasado miércoles a un vecino de Les Borges Blanques dónde estaba el Juzgado de Distrito. La Policía ha iniciado investigaciones para intentar conocer su identidad.

Cuando se produjo la explosión dormían en el otro extremo del piso de la víctima ocho familiares suyos: dos de sus hijas, con sus respectivos maridos, y sus cuatro nietos. Estos familiares, residentes en Barcelona, se habían desplazado a Les Borgues Blanques para la fiesta mayor de la localidad. Emilia Aldomá acostumbraba a dormir con alguno de sus nietos, circunstancia que no se produjo ayer porque los padres de los niños decidieron no salir de noche. Estas otras ocho personas resultaron ilesas.

La onda expansiva provocó graves pérdidas en los departamentos de documentación y del registro civil del Juzgado, según el Gobierno Civil de Lérida, así como en la estructura interna del edificio, construído en el siglo pasado. El alcalde de Les Borges Blanques, Josep Doménech, de Convergéncia i Unió (CiU), señaló que presumiblemente sólo podrá salvarse la fachada del inmueble. Domènech, amigo íntimo de la fallecida, suspendió ayer todos los actos festivos previstos en la localidad así como los que debían conmemorar la Diada. El alcalde decretó luto para la jornada de hoy.

Un asesor del gabinete del ministro de Justicia, Fernando Ledesma, así como un arquitecto del ministerio se desplazaron ayer a Les Borges Blanques para evaluar las pérdidas y articular las medidas necesarias para reanudar la actividad del Juzgado de Distrito.

El gobernador civil de Lérida, Josep Ignasi Urenda, dijo que la explosión podría "calificarse, entre comillas, de accidente, ya que los terroristas probablemente no buscaban una víctima mortal. Pero ya se sabe", añadió, "al colocar una bomba no hay nada asegurado y la vida de las personas siempre corre peligro.

Reivindicación

La organización independentista Terra Lliure reivindicó el atentado en una llamada anónima efectuada sobre las 13.00 horas al canal autonómico de televisión, TV-3. Una voz masculina señaló que el atentado iba dirigido contra "el Estado español", al que calificó como "opresor", y lamentó "el accidente que ha causado la pérdida de la vida a una persona inocente"

Terra Lliure cometió su anterior atentado el pasado martes, colocando un artefacto de escasa potencia frente a la residencia barcelonesa de Carlos Ferrer Salat, presidente del Comité Olímpico Español. Un artefacto de similares características al de ayer hizo explosión el pasado 25 de junio en la Delegación de Hacienda de Igualada, hiriendo levemente a siete personas.

Este atentado se ha cometido en la víspera de la Diada, una jornada que los grupos independentistas catalanes piensan utilizar para exponer sus reivindicaciones, próximas a Terra Lliure. El Partit Socialiste d'Alliberament Nacional (PSAN) -Partido Socialista de Liberación Nacional- ha convocado sus actos bajo el lema Catalunya, terra lliure, mientras los Independentistes dels Països Catalans (Independentistas de los países catalanes) han escogido la consigna Independentismo y revolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de septiembre de 1987

Más información

  • Una mujer de 62 años fallece al estallar un artefacto colocado en el juzgado de Les Borges Blanques