ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 19 de enero de 1987

Francia ofrece a España la fabricación conjunta de un moderno carro de combate

  • El Gobierno español desea desarrollar un modelo nacional

Francia ha ofrecido a España participar en la construcción del carro de combate francés AMX-Leclerc, concretamente en la fabricación de blindajes, armamento y aparatos ópticos, según responsables de la dirección de armamento del Ministerio de Defensa francés y del GIAT (Grupo Industrial de Armamentos Terrestres). Los responsables del proyecto del nuevo vehículo, uno de los más avanzados del mundo, se muestran ilusionados respecto a las posibilidades de que España se incline por la oferta francesa.

El Gobierno español, que prevé la fabricación de un carro de combate de origen español bautizado con el nombre de Lince, deberá decidir próximamente si en el proyecto colabora la firma de la República Federal de Alemania (RFA) Krauss-Maffei, fabricante del carro Leopard; Otto Melara, que construye diversos elementos para ese tipo de armas, o GIAT, que fabrica la serie AMX, cuyo modelo más avanzado es el Leclerc. El presupuesto para ese proyecto es de unos 250.000 millones de pesetas.La oferta francesa va mucho más lejos, pues ofrece la fabricación en común del propio modelo francés y la explotación conjunta de su comercialización. La participación de ambos países se repartiría, según los responsables franceses, en función de las necesidades de carros de combate de cada país. Esto significa que España tendría una participación que oscilaría entre la cuarta y la quinta parte del proyecto.

El carro AMX-Leclere empezará a fabricarse a partir de 1991. El fabricante prevé que en diez años suministre el grueso de los carros necesarios para surtir al ejército francés y, eventualmente, al español. Las necesidades francesas se cifran en 1.400 carros; y las españolas, en 400. Estas cifras pueden dar una idea de la proporción que puede adquirir la fabricación conjunta. Aunque las cadenas de producción de los distintos elementos estén en dos países distintos, la cadena de montaje del producto se localizaría en el país respectivo, según las previsiones de GIAT.

El AMX-Leclerc concentra un gran número de tecnologías avanzadas. Cuenta con una organización informática muy elevada para el control de datos de navegación, designación de objetivos, gestión logística y auxilio en la dirección y mando. Cuenta también con un avanzado sistema de visores de infrarrojos térmicos y de telemetría láser. Tres personas forman su tripulación. Desplaza entre 50 y 53 toneladas.

El sistema de blindaje permite una eficaz protección contra cargas huecas de gran calibre y obuses de energía cinética. Está dotado de un cañón principal de 120 milímetros y de dos ametralladoras, además de tubos laterales para el disparo de bombas de gases o granadas a corta distancia. El tiro es automático y programable, con posibilidad de disparar en marcha y de noche.

Presentación pública

Este nuevo carro de combate fue presentado el pasado día 14 a la Prensa en el campo de pruebas de Satory, próximo a Versalles, junto con el nuevo modelo AMX-40, fabricado exclusivamente para la exportación. El AMX-40 es un tanque pensado para la guerra del desierto, a diferencia del Leclerc, ideado para el campo de operaciones europeo.España ya fabrica desde hace años y bajo licencia francesa el carro AMX-30, también de GIAT. De este modelo, el Ejército español dispone de cerca de 300 unidades.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana