Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Coral Romero Márquez, hija de Curro Romero

Nueva York

Coral Romero Márquez, de 19 años, hija de la cantante Concha Márquez Piquer y del torero Curro Romero, murió a primera hora de la mañana del pasado domingo en un accidente de automóvil en el Estado de Tennessee (EE UU), según informó el consulado de España en Nueva Orleans.Gerardo Abascal, funcionario del consulado de España en Nueva Orleans, dijo que todavía disponían de pocas informaciones sobre el accidente, que ocurrió en las afueras de Greenville, Tennessee, y que el consulado está iniciando las tramitaciones de la repatriación del cadáver. Se espera que éste pueda llegar al aeropuerto de Madrid-Barajas hoy mismo.

Coral Romero viajaba en compañía de otros dos jóvenes, David Gutiérrez, estudiante madrileño de Ciencias Económicas en la universidad de Harvard (EE UU), y Catherine Vespo, de nacionalidad británica, que era quien conducía el vehículo en el momento del accidenta. Parece ser que el coche, comprado en Estados Unidos por David, derrapó a causa de la lluvia y se salió de la calzada, dando varias vueltas de campana. Los jóvenes hacían un largo viaje de Nueva York a Nueva Orleans.

Coral Romero resultó muerta en el acto, según la policía de tráfico de Tennessee, mientras que Catherine sufrió rotura de pelvis y David sólo contusiones y heridas leves.

La hija de Curro Romero encabezaba el grupo de música moderna Avenida de Pasión, y se encontraba en Nueva York perfeccionando su inglés para atender las ofertas de dos compañías discográficas para grabar canciones en ese idioma. Recientemente, el grupo Avenida de Pasión había participado en el programa musical Tocata, de TVE.

La muerte de la joven fue objeto a lo largo de todo el día de ayer de diversas conjeturas, ya que el segundo esposo de Conchita Márquez Piquer, Ramiro Oliveros, desmintió por la mañana el fallecimiento, y dijo que todo había sido una falsa alarma por coincidencia de nombres. Poco después se confirmó plenamente la triste noticia. Curro Romero viajó en el avión Sevilla Madrid de las ocho de la mañana del lunes en la cabina del piloto, por falta de billetes para el vuelo, con la intención de enlazar en la capital con otro vuelo a Estados Unidos, aunque parece que luego fue convencido para que no realizara el viaje dado lo irremediable de la situación.

Curro Romero y Concha Márquez Piquer tienen otra hija, Conchita, de 23 años, que trabaja como azafata de la compañía aérea Aviaco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 1986