ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 6 de septiembre de 1986

Los informes sobre la energía nuclear en la RFA provocan críticas de Kohl y su Gobierno

Los dos informes encargados por el Ministerio federal de Economía, que han confirmado la viabilidad de un abandono de la energía nuclear en la República Federal de Alemania (RFA), han provocado gran malestar y diferencias en el Gabinete de coalición de Bonn. El canciller federal, Helmut Kohl quien no conocía de antemano la iniciativa del Ministerio de Economía, criticó ayer la decisión de en cargar la elaboración de los estudios a los dos institutos de investigación económica y la publicación de los resultados.

Los dos informes, hechos públicos el miércoles, coinciden en que un abandono paulatino de la energía nuclear en la RFA es factible y no tendría consecuencias negativas para la economía. Sectores de la industria eléctrica y de la patronal, además de la Unión Democristiana (CDU), han criticado los informes y acusan a sus autores de ser parciales y de no tener en cuenta diversos factores de importancia que hubieran hecho variar considerablemente, según indican, el resultado de los mismos.

El prestigioso economista Hans Karl Schneider, máximo responsable de uno de los dos informes, el elaborado por el Instituto de Investigación Económica de Renania-Westfalia (RWI), declaró a EL PAÍS que era consciente de que en el Gobierno se habían esperado otros resultados del peritaje. Schneider, quien se declaró personalmente partidario del desarrollo de la energía nuclear, manifestó que, "no obstante, ahí están los resultados, y ahora son los políticos los que tienen que tomar una decisión, en un sentido u otro".

No quiso hacer valoraciones del estudio dirigido por él, pero advirtió. que, como ya se desprende del resultado de éste, un cierre inmediato de todas las centrales, como exige el partido de los verdes, sí tendría repercusiones muy negativas sobre la economía de la RFA. "Estas consecuencias no existirían, de llevarse a cabo un abandono paulatino, especialmente si va mas allá del año 2000".

Críticas al ministro

El canciller Kohl se vio sorprendido por los dos informes, que suponen un duro golpe a su tesis, defendida con vehemencia, frente a las críticas de la oposición, de que la energía nuclear es absolutamente necesaria para mantener a la RFA entre los países más industrializados y que su abandono supondría una catástrofe de enormes conscuencias para el país. Kohl acusó a su ministro de Economía, el liberal Martin Bangemann, de haberse excedido en sus competencias al encargar estos dictámenes. Según los democristianos, el ministro de Economía debía haber supuesto desde un principio que el Instituto de Estudios Ecológicos de Friburgo, por su cariz ecologista, y el RWI, por su supuesta vinculación a intereses en la industria del carbón, elaborarían informes críticos hacia la energía nuclear.La Asociación Federal de la Industria Alemana (BDI) y la Unión de Compañías Eléctricas Alemanas (VDEW) acusaron a ambas comisiones de expertos de haber partido de falsas premisas y reiteraron que el abandono de la energía nucleoeléctrica afectaría al desarrollo industrial de la RFA.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana