ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 14 de abril de 1986

Las Palmas tiene el mayor índice de suicidios en lo que va de año

La provincia de Las Palmas -que comprende las islas de Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Graciosa- ha conseguido, en lo que va de año, un triste récord: el más elevado índice de suicidios de toda España y, al decir de los expertos consultados por este periódico, posiblemente de toda Europa. En poco más de un trimestre se han suicidado 41 personas en la provincia oriental canaria. Climatología, insularidad, lejanía, incultura, caracterología y superstición son algunos de los factores que más barajan los sociólogos y psiquiatras que trabajan desde hace tiempo en las islas Canarias.Los últimos suicidios oficiales de este mes de abril -algunos presuntos suicidios se enmascaran como accidentes fortuitos- fueron realizados por ancianos. El día 2 un matrimonio de 77 años se envenenó supuestamente antes de acostarse en su casa, en Maspalomas. Tres días después otros dos ancianos tomaron la misma determinación de quitarse la vida, aunque por diferentes métodos. Un hombre de 80 años se arrojó al vacío desde la cuarta planta del hospital de enfermedades del tórax, en las afueras de la capital grancanaria, mientras que una mujer de 76 años se ahogó en un aljibe de Santa María de Guía (Gran Canaria) tras tirarse al mismo voluntariamente, según todos los indicios.

El método más habitual empleado por los hombres es la horca, mientras que las mujeres son más propensas, a juzgar por las estadísticas periodísticas, a tirarse desde un balcón o a arrojarse a un aljibe o un estanque. Los presuntos suicidios se distribuyen a partes iguales entre ambos sexos. Los envenenamientos con lejía, matarratas o insecticidas han sido habituales en los últimos meses. El método preferido por la mayoría de los suicidas suele ser el seguro de arrojarse por el puente de Silva, en la carretera que une Las Palmas de Gran Canaria con el noroeste de la isla; la caída desde el puente, de unos 400 metros de altura, conduce inexorablemente a la muerte.

El presunto suicida más joven de este año en Las Palmas fue un chico de 14 años que se tiró desde el séptimo piso de su casa, en el centro de la capital, el 13 de enero porque sus padres no le habían comprado un ordenador por Reyes.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana