ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 31 de marzo de 1986

El Gobierno elegirá el mes próximo el carro de combate de los noventa

  • Francia, RFA e Italia pugnan por el contrato de armas más importante tras el FACA

Narcís Serra, titular del Departamento de Defensa, presentará el próximo mes al Consejo de Ministros los estudios técnicos elaborados en el Cuartel General del Ejército de Tierra y en la Comisión Asesora de Armamento y Material (CADAM) sobre el proyecto de fabricación en España del carro de combate de los años noventa, denominado Lince. El programa tiene un presupuesto de unos 150.000 millones de pesetas, y para suministrar tecnología avanzada para el proyecto compiten empresas de Francia, República Federal de Alemania e Italia.

Fuentes del Ministerio de Defensa han comentado que los estudios técnicos están practicamente concluidos, después de que, hace un mes, las tres firmas competidoras presentasen sus últimas ofertas. La germanoccidental Krauss Maffe¡, fabricante del carro Leopard 2 -considerado uno de los mejores del mundo-, partió como favorita en este concurso en 1983, año en que los expertos del Cuartel General del Ejército de Tierra plantearon la conveniencia de adquirir directamente: los carros Leopard 2, si bien partes de los mismos se fabricarían en España.Debido al retraso que está sufriendo el programa -la decisión del Gobierno estaba prevista para 1984-, el propio jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, teniente general José María Sáenz de Tejada, propuso el año pasado adquirir unas decenas de Leopard 2 y, posteriormente, iniciar el programa de construcción del Lince de acuerdo, con las decisiones del Gobierno. La propuesta fue desechada por Serra.

Fuentes de la Embajada de Francia en Madrid aseguran, sin embargo, que también cuenta con grandes posibilidades la firma francesa Giat, que en estos meses desarrolla el programa del futuro carro francés denominado Engine Principal de Combat (EPC). Cabe señalar que, desde la década de los setenta, la empresa española Santa Bárbara fabrica en España bajo licencia los carros de combate franceses AMX-30.

El tercer proyecto en competición para el programa Lince es el carro de combate italiano MK-3. Los fabricantes del MK-3, Leopard y EPC han suscrito ya precontratos con diversas firmas españolas para la fabricación en España de partes del vehículo que seleccione el Gobierno. En la decisión, según estiman fuentes del Ministerio de Defensa, "tendrá un fuerte peso específico el factor político". Las mismas fuentes señalan que, técnicamente, el proyecto germanooccidental cuenta con bastantes ventajas, pero también precisan que, en el área de la defensa, Francia y España han estrechado sus relaciones en los últimos dos años.

Una de las condiciones fundamentales que España puso a las empresas que desearan competir en el programa consistió en que, una vez fabricado el carro Lince, el Gobierno español tendría libertad para exportar el producto a los países que considerara conveniente. El Gobierno rechazó por ello las ofertas realizadas por EE UU y el Reino Unido -los carros Abraham y Valiant, respectivamente-, ya que las firmas constructoras correspondientes plantearon problemas a una futura exportación de carros que incluyeran alta tecnología de los citados países.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana