ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 23 de noviembre de 1985

El Rey inaugura el monumento a los caídos por España en presencia de ex combatientes de los dos bandos

  • Décimo aniversario de la coronación de Juan Carlos I

El rey Juan Carlos I encendió ayer la llama votiva, que arderá permanentemente en memoria de todos los caídos por España, ante el obelisco de la plaza madrileña de la Lealtad, dentro de los actos conmemorativos del décimo aniversario de su coronación como monarca de España. Al acto asistieron el presidente del Gobierno, Felipe González, las altas jerarquías de la nación y una representación de ex combatientes de ambos bandos de la guerra civil española.

más información

El monumento, edificado en 1840 para recordar la gesta de los héroes del Dos de Mayo de 1808, y que a partir de ahora rendirá homenaje a todos los que dieron su vida por España, ha sido remozado para este fin por el Ayuntamiento de Madrid en colaboración con el Ministerio de Defensa.Escoltados por el Escuadrón de Lanceros de la Guardia Real, don Juan Carlos, que vestía el uniforme de capitán general de los Ejércitos, y doña Sofía, ataviada con un traje de chaqueta gris, acompañados por las infantas Elena y Cristina, y el presidente del Gobierno, Felipe González, llegaron a la una del mediodía a la plaza de Neptuno, donde se había instalado un podio para la ocasión.

Para entonces, el recinto de la plaza de la Lealtad estaba ocupado ya por numerosos miembros del Gobierno, entre ellos el vicepresidente, Alfonso Guerra, así como el ministro de Defensa, Narcís Serra; los presidentes del Congreso y del Senado, Gregorio Peces-Barba y José Federico de Carvajal, respectivamente; el alcalde de Madrid, Enrique Tierno, y los miembros de la Corporación; los presidentes del Tribunal Constitucional, Manuel García Pelayo; del Consejo de Estado, Tomás de la Quadra, y de la Comunidad Autónoma de Madrid, Joaquín Leguina.

Revista a las tropas

Tras escuchar el himno nacional, el Rey, acompañado del jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Ángel Liberal, pasó revista a una agrupación compuesta por seis compañías del Ejército de Tierra, tres compañías de la Armada, otras tres del Ejército del Aire y un escuadrón a caballo de la Guardia civil. A continuación, don Juan Carlos se dirigió al recinto de la plaza de la Lealtad, donde encendió la llama votiva ante el monumento, a cuyo pie un cadete del Ejército del Aire, otro de la Guardia Civil y un guardiamarina depositaron una corona de laurel en el lugar donde se ha grabado la inscripción Honor a todos los que dieron su vida por España. La solemnidad del momento quedó acentuada por los sones del Toque de oración, interpretado por la banda de música de la Guardia Real, y una descarga de fusilería dedicada a la memoria de todos los caídos.

Después de saludar a las altas jerarquías de la nación, el Rey dedicó unos instantes de su atención a un grupo de ancianos ex combatientes de los dos Ejércitos que se enfrentaron en la guerra civil, quienes soportaron, visiblemente emocionados, pese al intenso frío de la mañana, la media hora larga que duró el acto.

Entre los viejos militares había representantes de organizaciones de la República como la Asociación de Aviadores, la Fraternidad Democrática de Militares del Ejército de la República, o el cuerpo de Carabineros. Del lado franquista figuraban algunos integrantes de la agrupación Mutilados por la Patria. Miembros de uno y otro bando mostraban ayer su satisfacción por el acto de "reconciliación definitiva" que simbolizaba para ellos el monumento a los caídos.

Numerosos madrileños presenciaron también, desde el paseo de Recoletos, una ceremonia marcada por la sobriedad y la emoción, que concluyó con un breve desfile militar. La parada la inició una es cuadrilla del Ejército del Aire e intervinieron tropas del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, así como un escuadrón a caballo de la Guardia Civil.

Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona, envió ayer una felicitación a su hijo, el rey Juan Carlos en el décimo aniversario de su coronación.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana