ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 20 de septiembre de 1985

Indicios de que los 21 saharauis serán enviados a un país árabe en las próximas horas

  • Los jóvenes pidieron asilo político en España

La salida de los 21 jóvenes saharauis de Ceuta, ciudad en la que han pedido asilo político y donde se hallan desde el viernes, presumiblemente hacia un país árabe, se podría producir en las próximas horas, según distintas fuentes consultadas ayer. El lugar a donde serían enviados permanece en el más absoluto de los sigilos, dentro del hermetismo y silencio que alcanza a todos los organismos de la Administración del Estado implicados en la solución del problema. "Tenemos absolutamente prohibido contar nada acerca de la situación de los saharauis" afirmó ayer una fuente próxima al Ministerio de Asuntos Exteriores.

Les estudiantes saharauis huidos de Marruecos señalaron ayer a personas allegadas a ellos que les visitaron en la residencia de ancianos Nazareth, donde continúan instalados, que tenían noticias de que su salida de Ceuta "se podría producir hoy mismo (por ayer) o mañna (por hoy)". Esto vendría a confirmar las noticias apuntadas por fuentes próximas al Ministerio de Asuntos Exteriores de que el Gobierno se había impuesto un plazo de tiempo para dar una solución definitiva al problema planteado por la llegada de los saharauis, y que concluiría hoy mismo, viernes.

Área africana

El lugar donde serían enviados los saharauis se mantiene en el más absoluto de los sigilos, aunque son los países del área africana los que tienen más posibilidades de acoger a las jóvenes huidos. En distintos medios ceutíes, así como en el Ministerio del Interior, se apunta Argelia como el país cuyo Gobierno pudiera hacerse cargo de los saharauis, aunque fuentes próximas a Asuntos Exteriores manifestaron ayer que este ministerio "desearía" que el lugar elegido no fuera el citado país, sin apuntar las razones de este deseo.Por otra parte, fuentes cercanas a los saharauis expresaron ayer sus dudas ante el hecho de que vayan a ser enviados a un país árabe. Y añadieron: "Esa decisión se tomaría en todo caso en última instancia".

Este periódico hizo llegar ayer una nota a los 21 saharauis por medio de una de las personas que tienen acceso a contactar con ellos, con el fin de solicitarles un posible encuentro. Abdullah, uno de los estudiantes, que se ha erigido en portavoz del grupo, señaló que por su parte no había ningún problema. "Estamos completamente dispuestos", afirmó, aunque insistió en resaltar la prohibición por parte de la delegación del Gobierno en Ceuta de tomar contacto, incluso visual, con cualquier periodista. Abdullah señaló, según la persona que le visitó, que el lugar de encuentro podría ser el aeropuerto de Barajas, en Madrid, sin añadir más datos.

Esta prohibición de visita a los saharauis fue confirmada por parte del secretario del delegado del Gobierno en Ceuta, Manuel de Castro.

Este hermetismo ha alcanzado no sólo a la delegación del Gobierno en la ciudad, sino a todos los departamentos de la Administración del Estado implicados en la solución del problema. "Tenemos absolutamente prohibido contar nada acerca de la situación de los saharauis", afirmó una fuente cercana a Exteriores. "No podemos decir nada", señaló el delegado del Gobierno, Manuel Peláez, quien afirmó que la solución al asunto está en Madrid". La gestión está siendo llevada directamente por el delegado, Manuel Peláez, y la dirección general de Política Interior, a cuyo frente se encuentra Rafael de Francisco, según apuntaron fuentes de Exterior.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana