ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 25 de febrero de 1985
La actividad terrorista de ETA

Francisco Múgica Garmendia asume el control del aparato militar de ETA

  • Debilitamiento de la organización tras las detenciones

El dirigente etarra Francisco Múgica Garmendia, Artapalo, actual responsable del aparato de seguridad de la organización y jefe de los comandos legales, se ha convertido en el sustituto de Txiquierdi al frente del aparato militar de ETA y principal responsable de las acciones terroristas de la organización, según fuentes policiales. Artapalo y José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, son los actuales hombres fuertes de la organización terrorista, que está sufriendo el mayor debilitamiento de su historia, gracias a la colaboración hispanofrancesa en materia de terrorismo.

Las mismas fuentes han informado que ETA decidió, tras la extradición a España de tres activistas de la organización terrorista y tras el acoso de las autoridades francesas, crear un comité ejecutivo en la sombra que tome la dirección de la organización si los principales responsables de la misma son detenidos en Francia o si la presión impidiera que los órganos de dirección de ETA pudieran reunirse y tomar decisiones. Al frente de ese comité, compuesto por al menos tres personas, parece encontrarse Artapalo, quien, según fuentes policiales, posee exclusivamente toda la información de la organización terrorista y lleva desde hace tiempo ocupándose de la seguridad de la misma.Tras las recientes detenciones en Francia de dos de los más importantes dirigentes de ETA Militar y principales miembros del comité ejecutivo, Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Txikierdi, responsable del aparato militar de la organización, e Isidro María Garalde, Mamarru, hombre de confianza de Txomin y responsable de la logística y del armamento de los etarras en el sur de Francia, el ascenso de Artapalo al frente de la organización ha sido fulminante. Asimismo, según las citadas fuentes, el comité ejecutivo de seguridad es muy probable que haya comenzado a funcionar debido a las ausencias de estos dos importantes dirigentes, actualmente detenidos.

Contra la negociación

Francisco Múgica Garmendia, Artapalo, considerado, junto con Txikierdi, uno de los principales defensores de la línea dura de ETA, que se opone a la negociación, nació en Villafranca de Ordizia (Guipúzcoa) hace 31 años. Es considerado un histórico y desde hace bastantes años lleva ocupando puestos de responsabilidad en la organización terrorista. Fue uno de los responsables de impartir cursillos militares a los comandos legales de ETA en el sur de Francia, y desde hace bastantes años comparte la dirección de estos comandos junto con Juan Ángel Ochoantesana Badiola, Kirru.En 1973 participó en las reuniones preparatorias del asesinato del almirante Luis Carrero Blanco. Recientemente, tras las detenciones y deportaciones de etarras en Francia y como defensa ante los Grupos Antiterrorsitas de Liberación (GAL), ETA creó un aparato de seguridad, cuyo responsable máximo es Artapalo. Junto a Francisco Múgica Garmendia, considerado ahora el primer brazo operativo de la organización tras la detención de Txikierdi, se encuentran en el mencionado aparato los liberados Faustino Estanislao Villanueva Herrera, Txapu, y José Ramón López de Abechuco Likiniano.

Artapalo también es considerado, junto con Txikierdi, el principal defensor de continuar las acciones terroristas y activo opositor a cualquier intento de negociación con el Gobierno.

Estrategia de seguridad

Las primeras detenciones de etarras en Francia y las expulsiones de los activistas a países suramericanos y africanos, así como el acoso de los GAL, provocaron un replanteamiento de la estrategia en ETA, que tomó como medida inicial crear un aparato de seguridad, a cuyo frente se encuentra Artapalo. Posteriormente, tras las tres extradiciones a España, de activistas de la organización terrorista, ETA, que no pensaba que las autoridades francesas apoyaran activamente la política antiterrorista española, decidió crear un comité ejecutivo de seguridad en caso de que los principales dirigentes fueran detenidos o los órganos de dirección de la organización no pudieran reunirse y planear su estrategia y acciones.También, según fuentes policiales españolas, dirigentes etarras contactaron con el Gobierno francés para intentar frenar ese apoyo a España, pero las autoridades del país vecino se mostraron inflexibles. Las mismas fuentes afirman que la dirección de ETA continúa en Francia, y se descarta, como se ha rumoreado, que pudiera haberse trasladado a España tras al acoso francés.

El debilitamiento de ETA discurre actualmente por los momentos más críticos de su historia, especialmente después de la detención en Francia de Tkikierdi y tras al acoso español a los comandos que actúan en nuestro país. Fuentes policiales han informado que prueba de este debilitamiento y de la falta de militantes lo constituye el que tuviera que trasladarse a Madrid Venancio Sebastián Horcajo, deportado por Francia a Venezuela y detenido recientemente en la capital española, como presunto miembro de la infraestructura informativa de ETA en Madrid. La utilización de Venancio Sebastián Horcajo al frente de la infraestructura del comando España, de ETAm, cuya ausencia de Venezuela se había de detectar con rapidez por España, hace suponer que la crisis en el interior de la organización es realmente importante.

El acoso de las autoridades francesas también ha provocado que muchos militantes de la organización terrorista hayan abandonado sus domicilios actuales y se hayan trasladado a otras zonas del país, lo que impide una mayor operatividad a la organización.

También en España se ha notado el debilitamiento de la organización, que encuentra serias dificultades para sus acciones, y en el último año se han reducido notablemente con relación a años anteriores. Actualmente, 28 miembros de ETA se encuentran deportados en cinco países, entre ellos importantes dirigentes, como el número dos, Eugenio Etxebeste, Antxon, quien ha sido sustituido al frente del aparato político de la oganización terrorista por José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, Josu Ternera.

Uno de los principales objetivos de la política antiterrorista española apoyada por Francia era desestabilizar el área de finanzas de la organización, cuyo responsable, Carlos Ibarguren Aguirre, Nervios, fue detenido por Francia y deportado a Cuba.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana