ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 21 de octubre de 1984
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Buen debú de López Cobos al frente de la Orquesta Nacional

Buen concierto, el primero que López Cobos dirige esta temporada a su Orquesta Nacional. Si para la primera actuación, tras el compromiso de la titularidad, en enero de este año, el maestro eligió la Sinfonía 4, de Bruckner, para esta ocasión había programado la tercera, con el aliciente de ofrecerla en su primera redacción de 1873, la más claramente deudora del tirón wagneriano sentido por el autor en su juventud. Aliciente dije, aunque deba reconocer que considero mejorobra la Tercera sinfonía, según quedó tras las sucesivas redacciones, y lo mantengo, porque, entre otras cosas, escuchar en concierto esta primera versión de la obra es lo que permite una elección cabal. Por lo demás, la realización fue francamente lograda, con la orquesta sonando compacta y atenta a las indicaciones de una batuta que buscaba una construcción ordenada y de gran línea.La primera parte se cubrió con el Concierto nº 22 para piano y orquesta, de Mozart, donde el veterano pianista Luis Galve volvió a mostrar su refinado sentido del fraseo y su musicalidad, tan afín a las maneras clasicistas, todo ello por encima de la perfección mecanicista. La orquesta acompañó con buen son y con aciertos particulares tan notables como la actuación de la flautista Juana Guillem.

Concierto para piano y orquesta en mi bemol mayor, K

482 (Mozart), y Sinfonía en re mayor, nó 3, op. 24 (Bruckner).Luis Galve, piano. Orquesta nacional de España. Director: Jesús López Cobos. Teatro Real, 19 de octubre de 1984.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana