Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA Militar afirma oficialmente que la alternativa KAS "es lo mínimo que tiene que aceptar el Gobierno"

ETA Militar rechaza cualquier diálogo con el Gobierno central que no parta de las exigencias contenidas en la llamada alternativa KAS, según explicó ayer, en el primer comunicado oficial que publica en respuesta a la oferta negociadora del Ejecutivo. Después de que los partidos nacionalistas vascos manifestaran su escepticismo frente a la propuesta del Ministerio del Interior -HB la calificó de "políticamente inaceptable"-, ETAm se niega ahora a aceptar la propuesta, que califica de "invitación al arrepentimiento", En Bilbao se produjeron nuevos enfrentamientos en la madrugada de ayer, aunque las fiestas terminaron anoche sin incidentes.

En un escueto documento publicado en el rotativo Egin -que insinuaba la posibilidad de que ETA difundiera otra respuesta, quizá algo más expeditiva, ya que la mencionada publicación habla del "primer comunicado tras la oferta de rendición"-,ETA hace especial hincapié en el carácter político de sus actividades violentas, y se congratula de que la oferta del Gobierno central haya tenido en cuenta, en su opinión, el carácter político de su trayectoria.El comunicado de la organización añade textualmente: "Tenemos que señalar, pues es una etapa en la victoria política del pueblo trabajador vasco, que por primera vez el Gobierno español ha tenido que considerar públicamente el carácter político de nuestra lucha. Pero una vez más volvemos a recordar que la alternativa KAS es lo mínimo que tiene que aceptar el Gobierno del Estado español para que el pueblo trabajador vasco pueda así considerar políticamente a un Estado español que en la actualidad no quiere reconocer los derechos históricos del pueblo trabajador vasco, y, por tanto, la normalización democrática sólo se dará cuando reconozcan públicamente su contenido".

Los autores del comunicado señalan asimismo que "estamos seguros, porque la práctica diaria del Gobierno español lo está demostrando, que el actual Estado español no está por la normalización democrática, y entendemos que la propuesta para que nos sumemos al arrepentimiento no es ningún cambio en relación a otros anteriores Gobiernos".

Negociación colectiva

La organización armada insiste, finalmente, en que el Gobierno español "no sólo no está por la normalización, sino que además utiliza los medios de comunicación para confundir y presentarse a la opinión pública europea como si no estuviera oprimiendo y reprimiendo al pueblo trabajador vasco; como si no tuvieran cárceles y comisarías donde intentan eliminar a la resistencia vasca".

Por su parte, el rotativo nacionalista Deia, cuyos lectores más fieles pertenecen al Partido Nacionalista Vasco (PNV), continúa editorializando sobre la oferta negociadora del Ministerio del Interior para insistir en la necesidad de entablar un diálogo político con la cúpula de ETA. "Cualquiera que sea la postura del Gobierno socialista, el hecho evidente para nosotros es que éste o cualquier otro Ejecutivo que esté en el poder está condenado a resolver el terna de ETAm con una auténtica negociación colectiva", afirma Deia.

Mientras tanto, los enfrentamientos que se venían produciendo en las últimas noches de las fiestas de Bilbao entre jóvenes manifestantes y la Policía Nacional arrojaron en la madrugada de ayer. domingo, un saldo de 18 personas heridas y otras 12 detenidas. Los incidentes comenzaron a las 4.30 horas y no finalizaron hasta las diez de la mañana.

En relación con estos últimos incidentes, la coordinadora de comparsas de la capital vizcaína señaló que "personas sin uniforme de comparsero y con bultos sospechosos bajo sus ropas instigan a los incautos a lanzar botellas y objetos".

En este sentido, las cuadrillas organizadoras de los festejos de la Semana Grande hicieron ayer su llamamiento a todos los ciudadanos "a que no se sumen a convocatorias fantasmas, porque esto es precisamente lo que están deseando". En señal de protesta por los últimos incidentes, las comparsas desviaron ayer su itinerario habitual al finalizar la corrida de toros para dirigirse al Gobierno Civil.

Arriadas las banderas

Anoche, en cambio, el final las fiestas se celebró sin incidentes. El último acto de los festejos fue la quema de la Marijaia, símbolo de las fiestas. Sobre las diez de la noche, la Policía Nacional retiró las banderas de España, de Euskadi y de Bilbao que habían sido colocadas el pasado día 18 en los jardines del ayuntamiento bilbaíno, frente a la casa consistorial, por orden del gobernador civil, Iñaki López.

La retirada fue ordenada también por, el propio gobernador, quien declaró que el acto de arriar las banderas se realizó "con todos los honores y sin novedad". Los incidentes producidos durante estos días han tenido como escenario más frecuente precisamente el lugar donde estaban las enseñas, colocadas contra la voluntad del alcalde y, según dijo el gobernador civil, "en cumplimiento de la legalidad vigente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de agosto de 1984

Más información

  • Un comunicado de la organización considera la oferta de Barrionuevo una "invitación al arrepentimiento"