ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 8 de abril de 1984

El INI estima que necesitará 500.000 millones de aportación del Estado durante tres años para recapitalizar sus empresas

  • El 'holding' público solicitará fondos adicionales para este año por importe de 50.000 millones

La alta dirección del Instituto Nacional de Industria (INI) se encuentra ultimando la elaboración de una propuesta formal al Gobierno que, de aprobarse, permitirá que el Estado aporte medio billón de pesetas en los próximos tres años para recapitalizar las empresas públicas del grupo. La filosofía del programa en estudio es permitir el saneamiento financiero de aquellas empresas cuya principal fuente de pérdida son resultado de las elevadas cargas financieras que tienen que afrontar. Para este año, y al margen de los fondos previstos en los presupuestos del Estado, el INI se encuentra negociando la aportación por el Estado de 50.000 millones de pesetas adicionales, en concepto de fondos especiales para iniciar este proceso de capitalización.

En fuentes solventes del holding público se considera que este programa de capitalización de las empresas públicas es la única forma viable de reducir los desequilibrios estructurales que padecen las empresas públicas y unas pérdidas globales que rozaron los 190.000 millones de pesetas en 1984. Así, al menos, se ha informado al presidente del Gobierno, Felipe González, en la entrevista que el ministro de Industria y Energía, Carlos Solchaga, y el presidente del INI, Enrique Moya, mantuvieron recientemente en el palacio de la Moncloa, a propósito de los malos resultados que las empresas públicas arrojaron durante el pasado ejercicio, primer año de gestión del Gobierno socialista.La preocupación por la marcha de las empresas públicas bajo la égida del Gobierno de Felipe González se ha convertido en un serio temor de que no se puedan ofrecer resultados positivos en el INI durante la legislatura socialista. Si bien en algunos medios oficiales se ha presentado esta imposibilidad a equilibrar la cuenta de resultados como un ejemplo evidente de la inercia del pasado, desde la dirección del INI se ha argumentado -incluso en la comparecencia de Enrique Moya ante la comisión de Industria del Congreso que nada positivo podrá hacerse en el grupo si previamente no se procede a un equilibrio patrimonial y financiero de sus empresas.

A este efecto, el objetivo del holding público es invertir a medio plazo el deterioro de la relación media de recursos propios/ajenos de aquellas empresas que más cargas financieras acumularon en el proceso de gestión. De esta forma, de una relación 19/81 entre recursos propios Y ajenos en 1983, se piensa pasar al 22/78 en 1984 hasta totalizar un 40/60 al final de los próximos tres años. Sólo así, opinan fuentes solventes, se podrán reducir pérdidas en el grupo público, ya que las otras actuaciones emprendidas -reducciones de gastos y costes, política de compras intergrupo, profesionalización de la gestión, desinversiones selectivas y reconversión de la capacidad de producción en algunas sociedades en sectores en crisis- serán insuficientes por sí solas para aliviar el problema.

Dinero adicional al PAIF-84

El programa de capitalización del grupo público consiste en la inyección de medio billón de pesetas en el capital social de las empresas durante los próximos tres años, con cargo, de los presupuestos del Estado. De estos 500.000 millones de pesetas, se está en trámite de solicitar 50.000 millones en el curso de 1984, pese a que ya ha sido presentado el Plan de Actuaciones Inversión y Financiación (PAIF) correspondiente al ejercicio Para 1984, según el PAIF aprobado, el INI recibirá 132.000 millones de pesetas del Estado por los siguientes conceptos: 90.000 millones por subrogación de pérdidas más 32.000 millones por subvenciones (básicamente para Hunosa). Por otro lado, el holding recibe 80.000 millones de pesetas de aportación del Estado al Fondo Patrimonial de las empresas y 32.000 millones adicionales como cobertura de las pérdidas extraordinarias en obras del sector naval.El plan del INI es que, aparte de estas cantidades, se ingresen 50.000 millones adicionales en concepto de capitalización de aquellas empresas cuyas cargas financieras son una pesada losa en su cuenta de resultados. Los 50.000 millones solicitados, junto a otros recursos, se destinarán para ampliar el capital social de Iberia (24.000 millones); Seat (unos 30.000 millones) y ENASA (12.000 millones).

Estas tres empresas están también incluidas entre las beneficiarias de las ampliaciones de capital previstas en los dos próximos años, para las que se piensa solicitar un total de 450.000 millones de pesetas. Es significativo que Iberia, pese a la ampliación de capital prevista, acumulará pérdidas en 1984 del orden de los 15.000-16.000 millones de pesetas y que Seat tampoco podrá reducir dramáticamente sus números rojos, pese a las declaraciones de sus responsables.

Complementarios a las inyecciones en el capital social, la dirección del holding ha dispuesto que las sociedades del grupo inicien programas de racionalización de la gestión. Se trata de mejorar los sistemas de captación de recursos, favorecer las medidas de cash management, proceder a problemas selectivos de inversión y reducir seriamente los gastos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana