ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 14 de febrero de 1984

La investigación se organizará en base a planes trienales, según el borrador de ley de la ciencia

  • El CSIC podrá hacer contratos laborales

El cambio de nombre y reorganización del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el establecimiento de planes trienales para el fomento de la investigación son algunos de los aspectos principales de un borrador del proyecto de ley de la ciencia, cuyo resumen ha transmitido Efe. Fuentes del Ministerio de Educación y Ciencia, donde se está ultimando el borrador definitivo, han señalado su sorpresa por esta filtración, dadas las pocas personas que conocen los textos sobre los que se ha trabajado y el hecho de que se trata únicamente de un borrador que puede ser modificado en los pasos siguientes (aprobación oficial por el ministro, comisión interministerial y Consejo de Ministros), antes de que pueda ser considerado proyecto de ley.

El esquema de este borrador, denominado Proyecto de ley sobre planes nacionales de Ciencia y Tecnología -y no ley de la ciencia, como se conocía hasta ahora-, consta de 15 artículos -cinco de los cuales se refieren al CSIC-, dos disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, dos derogatorias y una disposición final.El proyecto plantea la organización de toda "actividad de fomento y coordinación general de la investigación científica y técnica" en unos planes nacionales trienales "orientados al fomento de la investigación básica y la aplicación de la ciencia y la tecnología españolas".

Cada plan nacional de investigación científica y técnica "definirá, en el período de su vigencia, las necesidades nacionales en materia de investigación científica y desarrollo tecnológico". Cada plan estará compuesto de programas nacionales de investigación, proyectos de investigación de los distintos departamentos ministeriales y organismos públicos de investigación, planes para la formación y empleo del personal investigador y previsiones presupuestarias de inversiones y gastos corrientes.

Los planes nacionales serán elaborados por una comisión interministerial de ciencia y tecnología, integrada por directores generales, más los presidentes del INI y del Instituto Nacional de Investigaciones Científicas -este será el nuevo nombre del CSIC-, bajo la presidencia de la Secretaría de Estado de Universidades e Investigación. Se prevé el desglose del patrimonio del CSIC por la transferencia de bienes y servicios a las comunidades autónomas.

Se faculta al Instituto Nacional de Investigaciones Científicas para contratar personal investigador en régimen laboral, con el título de doctor, incluso "en las mismas condiciones económicas y de titulación que las de los funcionarios pertenecientes a la escala más alta del personal investigador", cuando sean de "reconocido prestigio".

También se crea un consejo general de la ciencia y la tecnología, presidido por el director general de Política Científica e integrado por un representante de cada comunidad autónoma, que tendrá como función "señalar los objetivos de interés comunitario que hayan de integrarse en los planes nacionales".

Como órganos consultivos de la Administración se crea un consejo científico, social, integrado por 15 personas entre representantes de sindicatos, empresarios, científicos y expertos y el Consejo de las Universidades.

En el proyecto se prevé que el primer plan nacional de ciencia y tecnología sea aprobado para el período de 1986-1988, y que la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología deberá elevar su propuesta antes del 30 de julio de 1984.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana