ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 31 de diciembre de 1983

El Torneo de los Cuatro Trampolines, una competición legendaría

  • La edición 32 de la prueba 'reina' de saltos con esquís comenzó ayer en Oberstdorf (RFA)

Ayer comenzó en Oberstdorf (República Federal de Alemania) el Torneo de los Cuatro Trampolines, seguramente la competición de saltos con esquís más famosa del mundo. Iniciada hace 32 años, las pruebas se celebran en los trampolines de Oberstdorf y Garmisch (RFA), e Innsbruck y Biscofshofen (Austria). Esta competición fue incorporada a la Copa del Mundo de Saltos en 1979, y en España es conocida gracias a la tradicional retransmisión del 1 de enero desde Garmisch. Mucho antes de la irrupción en la práctica deportiva del ala delta, el hombre ha volado con esquís durante largos años gracias al impulso conseguido en los trampolines cubiertos de nieve.

Lejos de adivinar que iba a ser el vencedor de la primera edición del Torneo de los Cuatro Trampolines, aquel 1 de enero de 1953 el austriaco Sepp Bradl no estaba muy satisfecho consigo mismo al finalizar el primer concurso en Garmisch- Parten kirchen. Había quedado segundo, detrás del noruego Doelplads, que, como nativo) del pueblo inventor de los saltos con esquís, parecía mirarle por enelma del hombro.Tres días después, en el concurso de Oberstdorf, Bradl volvía a quedar en segundo puesto, detrás de otro noruego, Krokken. El austriaco comenzaba a pensar si había que ser nórdico para dominar en una prueba de saltos, cuando el 6 de enero salió de dudas, al vencer en Innsbruck, en su casa, quedando precisamente por delante de, Doelplads. Al parecer, no le influyó en absoluto la visión del cementerio de Innsbruck, panorámica habitual desde ese trampolín cuando se va por el aire.

Los noruegos reaccionaron, y en la última competición del torneo, celebrada en Bischoshofen (Austria), pusieron en primer lugar a Naes. Sepp Bradl volvió a ser segundo, pero se adjudicó el primer Torneo de los Cuatro Trampolines.

Algo de historia

Los países escandinavos encajaron esta humillación constructivamente, de tal manera que la victoria no volvería a, ser protagonizada por un austriaco hasta la 23ª edición, en 1975, cuando venció Willi Pürstl (actual entrenador del equipo español). Aquel año, además, el triunfo austriaco fue arrollador, al quedar segundo Federer y tercero Schnabl.Durante esos 22 años de intervalo, los austriacos sólo obtuvieron algún segundo o tercer puesto, y los ganadores fueron noruegos, finlandeses, alemanes occidentales y orientales, rusos y checoslovacos. De este último país es el famoso Jiri Raska, que en 1971 ganó el torneo y batió el récord del trampolín de Garmisch, con un salto de 97 metros.

El récord de victorias, con tres cada uno, lo tienen el alemán oriental- Helmuth Recknagel, que fue primero en 1958, 1959 y 1961, y el noruego Björn Wirkola, que venció en 1967, 1968 y 1969, siendo el único que lo ha hecho tres veces consecutivas.

Con dos victorias en el palmarés destacan el finlandés Kankonen, en 1964 y 1966; el alemán oriental D Danneberg, en 1976 y 1977, y el famoso austriaco Neuper, revelación en 1980 al obtener el torneo con 19 años, ganando también el año siguiente.

El casi mítico saltador austriaco Toni Innauer, campeón mundial y olímpico en 1980, jamás pudo obtener este trofeo, a pesar de que en 1976 fue primero en los saltos de 0berstdorf, Garmisch y Bischofshofen. En 1975 además había batido el récord del trampolín de 0berstdorf, con 110 metros, y en el 76 batió el de Bischofshofen con 108. Algo similar le ocurrió al japonés Kasaya, que, en 1972, después de ganar en Oberstdorf, Garmisch e Innsbruck, no ganó el torneo

El primer vencedor, Bradl, ha fallecido este año, pero tuvo tiempo de poder ver la última edición, la 31ª, celebrada desde el 30 de diciembre de 1982 al 6 de enero de 1983, donde el ganador fue el finlandés Matti Nykaenen. Segundo y tercero fueron, respectivamente, el alemán oriental Jens Weissflog y el canadiense Horst Bulau.

En la presente edición, que comenzó ayer en Oberstdorf., con triunfo alemán oriental, es muy probable que el duelo se centre nuevamente entre los representantes de la RDA y Nykaenen, primer clasificado de le. Copa del Mundo 1983-1984.

El 1 de enero, en Garmisch

El Torneo de los Cuatro Trampolines forma parte del calendario de la Copa del Mundo de Saltos desde 1979, año en que fue creada esta competición, y es quizá el más importante concurso de saltos que se ha celebrado, jamás. Desde su primera edición, en 1953, se ha venido celebrando sin interrupción durante 30 años, y siempre el concurso de Garmisch se ha celebrado el 1 de enero, día en que es retransmitido a casi todo el mundo por televisión, además de acudir a la localidad alemana unos 20.000 espectadores, que pagan cerca de 10 marcos por verlo.Algunos de los trampolines en los que se celebran estos concursos existían antes de 1953. Por ejemplo, el de Garmisch, en el que en 1936, el noruego Randmond Sorensen saltó 84 metros. En el de Oberstdorf, el alemán oriental Sepp Weiler saltó 82 metros en 1950.

El récord de Oberstdorf lo tiene actualmente en 115 metros el alemán oriental Klaus Ostwald, que lo superó en los entrenamientos del jueves, previos ala prueba que también ganó ayer; el de Garmisch lo posee el noruego Braaten, con 103,5 metros; el de Innsbruck, el austriaco Neuper, con 107 metros, y el de Bischofshofen, el noruego Hansson, con 110,5 metros.

Maxima velocidad en la 'nariz'

Un trampolín de saltos tiene cinco partes bien definidas: el punto de salida (con salidas a diferente altura), la rampa de descenso, la pista de lanzamiento (donde se hace más plana la rampa), la pista de recepción (en pendiente) y la zona de frenada (totalmente plana).El lugar donde los saltadores alcanzan la máxima velocidad es la nariz del trampolín, que es el punto final de la pista de lanzamiento donde el saltador comienza a volar. En los trampolines de este torneo suelen alcanzarse velocidades de 90 a 91 kilómetros por hora.

Punto crítico

El punto crítico de un trampolín está definido como el punto máximo de aterrizaje con seguridad. Sin embargo, este punto es rebasa do normalmente sin peligro, al quedar todavía varios metros de pendiente antes de llegar al plano de frenada. Los trampolines de este torneo están considerados por la FIS como grandes por su punto crítico. Los de Oberstdorf y Bischofshofen son de 90 metros; el de Garmisch, de 85, y el de Innsbruck, de 86.En este deporte puntúan la longitud del salto y el estilo del saltador, desde el impulso hasta la frenada. El salto se mide desde el extremo de la nariz hasta el lugar donde cae el 'saltador, que es el punto medio entre los pies al tocar el suelo.

Durante el descenso por la rampa, el saltador debe cuidar su posición, no frenar ni caerse, ya que esto le puntuaría negativamente. Al darse impulso en la nariz deberá cuidar que éste no sea débil, prematuro o retrasado. En el aire, las rodillas no deberán ir dobladas ni la espalda curvada, la posición del cuerpo será correcta, no levantará o bajará excesivamente las espátulas, los esquís no se cruzarán ni separarán y no deberá demostrar inseguridad.

En la recepción penaliza negativamente caer con los esquís paralelos, llevar el cuerpo poco avanzado o rígido, ir demasiado agachado, demostrar inseguridad, tocar la nieve con las manos y caerse.

En las pruebas de la Copa del Mundo, sólo los 50 primeros clasificados en el primer salto pueden realizar el segundo.-

El material utilizado por los saltadores se compone de unos esquís muy largos y anchos, cuyas suelas llevan seis canales; fijaciones de tipo estribo, que se sujetan a la bota por medio de un cable que se tensa con una palanca y llevan una cuña bajo el talón para elevar éste, y botas, en cuero o plástico, que en la actualidad llevan la caña más alta. El resto del equipo se compone de casco (obligatorio desde hace unos 10 años), mono elástico, guantes de cuero y gafas.

España lleva dos años participando en este torneo, y esta edición presenta dos saltadores, José Ignacio Rivera y Bernat Solá. El primero ha participado en las dos últimas ediciones, consiguiendo en 1982 70 metros en Garmisch y 79 en Oberstdorf. En 19:33, en los mismos trampolines, saltó 77 y 90,5 metros, respectivamente, lo que demuestra una notable mejora en su técnica.

El equipo español está participando además en las otras pruebas de la Copa del Mundo. En Thunderbay (Canadá), Rivera se clasificó en el puesto 522, y Solá, en el'68 2 . En el trampolín de 90 metros de Lake Placid. (Estados Unidos) consiguieron, por vez primera en la historia del salto español, clasificarse para el segundo salto, después del cual Rivera fue 432, y Solá, 492. En el de 70 metros, Solá se clasificó en el puesto 412, y Rivera, en el 44.

Dominio de la RDA en Oberstdorf

Los saltadores de la RDA dominaron la primera prueba de Oberstdorf, ayer, al conseguir los dos primeros puestos Klaus Ostwald y Jens Weissflog. El primero, campeón mundial de vuelo con esquís, en los trampolines más grandes, y que superó anteayer el récord de 0berstdorf con un salto de 115 metros en los entrenamientos, efectuó dos en el concurso de 109 y 114 metros, este último el más largo de la jornada, con lo que sumó 220,7 puntos. Weissflog logró 106,5 y 111, y 213,5 puntos.El finlandés Matti Nykáenen, una vez más el gran favorito de la prueba, sólo pudo ser cuarto, aunque conserva holgadamente el primer puesto en la clasificación general de la Copa del Mundo, con 83 puntos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana