ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 15 de junio de 1983

Fernando Morán informó en secreto a los diputados sobre la situación de Guinea

Explicaciones en secreto, dentro de la Comisión de Exteriores del Congreso, sobre materias de dominio público referentes a la crisis registrada en las relaciones hispanoamericanas y respuestas en el pleno del senado acerca de las coincidencias en el discurso del Rey en Brasilia con cese del director general de Iberoamérica incluido, y del viaje de Carlos Garaicoetxea a Venezuela, Panamá y México, configuraron la jornada parlamentaria del titular de la diplomacia española.

Por espacio de 70 minutos el ministro hizo una exposición y respondió algunas cuestiones que proseguirán mañana en el seno de la Comisión. Los diputados abandonaron la sala circunspectos, evitando cualquier contacto con la prensa para no ser acusados de filtrar graves secretos de Estado. La realidad de la sesión fue bastante más modesta. "Qué mas quisiera el ministro que tener algún secreto en Guinea", comentaba un diputado del grupo mixto, mientras Andoni Monforte, del Partido Nacionalista Vasco, reiteraba la oposición de su grupo al carácter reservado del informe oficial.El ultimátum guineano, las previsiones para facilitar una evacuación de los ciudadanos españoles residentes en Guinea, y las garantías acordadas antes de entregar al sargento Mikó, centraron la exposición de Fernando Morán que abordó también la solicitud del gobierno de Malabo para integrarse en la zona del franco y se mostró dispuesto a comparecer nuevamente para detallar el alcance y las posibilidades de cooperación con la joven república africana.

En el pleno del Senado, Rafael Márquez, del grupo Popular por Ávila, pidió explicaciones acerca de las coincidencias registradas entre el discurso del Rey en Brasilia y un artículo del presidente del Gobierno en Le Monde Diplomatique. En su intervención aludió a la conveniencia de que el ministro desmintiera las noticias reiteradas de prensa, según las cuales el dimitido director general de Iberoamérica debía su nombramiento a presiones ejercidas sobre su señoría para premiar más su militancia política que su idoneidad profesional". Y añadió que "el constante atentado al principio de la unidad de acción exterior transforma ese departamento en una costosa agencia de viajes".

El ministro Fernando Morán, en sus respuestas, negó influencias sobre los nombramientos de su departamento basados en criterios de competencia de los que asumió plena iniciativa, explicó la forma en que se han depurado las responsabilidades y aceptó la suya ante las Cámaras. Relató después cómo se hizo saber a Garaicoetxea que debía tomar contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores y cómo se instruyó a las representaciones diplomáticas para que recibieran, alojaran y acompañaran al lendakari.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana