ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 11 de junio de 1983
Concluye la reunión de primavera del Consejo Atlántico

Última reunión antes del despliegue de los euromisiles

La OTAN dijo ayer su última palabra en el tema de los euromisiles, cuando concluyó en París el último Consejo Atlántico antes de que (si no hay solución negociada en Ginebra) comience el despliegue de sus misiles Pershing 2 y de crucero. Si ésta es la última reunión, como reconocieron el secretario de Estado norteamericano, George Shultz, y el secretario general de la OTAN, Joseph Luns, ya hay fecha para la próxima: el 8 de diciembre. Los ministros de Asuntos Exteriores de la Alianza Atlántica quisieron dar fe de unidad y coherencia de cara a los duros meses que vienen. Lo consiguieron sólo a medias. Varios ministros e incluso el presidente francés, François Mitterrand -que mantiene su independencia-, se muestran convencidos de que el despliegue de los misiles norteamericanos será inevitable de no mediar un cambio radical en la política negociadora soviética.La unidad de la OTAN quedó enturbiada por las reservas griegas y danesas. El Parlamento de este último país ha votado el retrasar la fecha del despliegue. La reserva española, sin embargo, pasó algo inadvertida. Tanto, que una y otra vez las declaraciones orales incluían a España en la doble decisión, punto que tuvo que aclarar Fernando Morán.

Si Estados Unidos logró imponer su preámbulo al comunicado final, criticando a la URSS e insistiendo en los esfuerzos negociadores de Occidente en diversos foros, tuvo que ceder en otros puntos, como un control rígido del comercio con el Este. Cheysson rechazó tajantemente la "idea de una OTAN económica" o de nuevas instituciones para abordar este tema. La coordinación de las acciones fuera de la zona cubiertas por la OTAN también recibieron una ducha de agua fría por parte de Francia y de otros países. Es una cuestión bilateral y nacional, no atlántica. Cheysson rechazó asimismo la idea de una coordinación de la lucha contra el terrorismo en el marco formal de la Alianza Atlántica.

El largo comunicado final, que se retrasó dos horas con las discusiones para lavar con lejía estos puntos conflictivos, abordó los ya habituales del carácter defensivo de la OTAN, la necesidad de avanzar en los diversos foros de negociaciones internacionales, la preocupación por la carrera armamentista y muy especialmente las químicas, Polonia -la cooperación económica con Occidente depende de que haya progresos en la reconciliación nacional- y Afganistán.

"La reunión ha sido importante, pero no dramática. No se ha vivido bajo una tensión especial", declaró Fernando Morán, quien señaló que "ha habido un reforzamiento de la solidaridad atlántica".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana