ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 25 de mayo de 1983

El Partido Nacionalista Vasco obtuvo la hegemomía en las Juntas Generales de Euskadi

Un día después de la constitución de los ayuntamientos vascos el PNV reafirmaba su predominio en las Juntas Generales, que se constituyeron ayer formalmente en la comunidad autónoma vasca. De los 153 miembros que componen los mencionados organismos de control de la gestión de las diputaciones, 74 permanecen al PNV. A excepción de Vizcaya, en donde los nacionalistas rozan la mayoría absoluta por un puesto, el partido que lidera Xabier Arzallus ha vuelto a obtener la mayor representación, como ocurre en el Parlamento Vasco, gracias a la ausencia deliberada de los portavoces de Herri Batasuna. Teniendo en cuenta que, según la normativa, las Juntas eligirán a los presidentes de las diputaciones y éstos harán lo propio con su equipo, todos los indicios apuntan hacia una composición monocolor peneuvista de las diputaciones vascas.Después de que los partidos de la oposición reconocieran que no se iba a producir pacto alguno y que, en consecuencia, cada fuerza política se votaría a sí misma, no se esperaban grandes sorpresas en la constitución de las Juntas Generales de la comunidad autónoma. La normativa electoral para designar a los componentes de los organismos de control de las diputaciones, que fue aprobada por el Parlamento Vasco, estableció una distribución de circunscripciones electorales en las que se refleja una primacía del voto de las zonas rurales -donde la hegemonía nacionalista es incuestionable- en perjuicio de las urbanas. Por lo tanto, ya se contaba con la victoria del PNV en este escrutinio. Sin embargo la presidencia de las Juntas Generales y la de las Diputaciones Forales, dado que los nacionalistas no han resultado hegemónicos, hubiera tenido que ser pactada en el caso de HB hubiera estado presente en la institución.

De los 51 junteros que componen cada una de las tres Diputaciones Forales, en Vizcaya el PNV roza la mayoría absoluta, con sus 26 representantes; los 25 restantes se reparten entre 14 socialistas, seis de Herri Batasuna, tres de la coalición de derechas y uno de Euskadiko Ezkerra. Las Juntas Generales de Álava están compuestas por 23 peneuvistas, 14 socialistas, nueve de la coalición, cuatro de HB y uno de EE. En Guipúzcoa el PNV cuenta con 25 apoderados, 12 del PSOE, 10 de HB; tres de EE y uno de la coalición. El PSOE y EE se votaron mutuamente en la elección de los componentes de la organización interna de las Juntas Generales de Guipúzcoa. Así, aunque la presidencia también ha recaido sobre el PNV, el PSOE cuenta con la vicepresidencia de las juntas guipuzcoanas y EE con una de las dos secretarias, según informa Isabel Martínez desde San Sebastián.

Una vez constituidas, las Juntas Generales del País Vasco deberán designar en cada provincia al presidente de la correspondiente Diputación, que recaerá sobre el candidato del PNV por tratarse del partido más votado. En consecuencia todo parece indicar que los futuros organismos provinciales estarán integrados, de forma monocolor, por el PNV.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana