ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 30 de abril de 1983

El cuadro 'La masía', de Joan- Miró, quedó instalado ayer en Barcelona

Permanecerá expuesto hasta el próximo 15 de junio

El cuadro La masia de Joan Miró llegó ayer a mediodía a Barcelona, procedente de Nueva York, y quedó instalado en la fundación que lleva el nombre del pintor a las 16.40 horas, con asistencia al acto del alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, el concejal de cultura Rafael Pradas, la directora del museo, Rosa Maria Malet y Sara Fischer, restauradora de la National Gallery de Washington, que viajó con el cuadro. La obra permanecerá en Barcelona hasta el 15 de junio.

La masía llegó a Barcelona con hora y media de retraso sobre el horario previsto, debido a una avería del avión que transportaba la obra, que tuvo que ser revisado en su escala habitual en Lisboa. Tras la inspección de aduanas, escoltada por motoristas de la Policía municipal y mossos d'esquadra, fue trasladada a la Fundació Joan Miró. Allí, en presencia de Rafael Pradas y Raimon Martínez Fraile, como representantes del municipio, Sara Fischer, Rosa Maria Malet y los técnicos municipales Joaquim Pradell y Eloisa Sendra, fue abierta la caja de seguridad en que viajó el cuadro, que quedó alojado en los almacenes de la fundación hasta que, las 16.30 horas, acudió el alcalde de la ciudad para presenciar su colocación en la muestra dedicada al pintor.La obra, cuya valoración en mercado es imprevisible, está asegurado en 1.400.000 dólares. El escritor Ernest Hemingway pagó por ella, en los años veinte, entre 5.000 y 7.000 francos franceses. Presenta una línea de sutura que cruza horizontalmente el cuadro, a unos siete centímetros de la parte superior, debido a que Miró, en dificultades económicas, utilizó dos telas para pintarla. Tardó nueve meses y viajo con él desde Barcelona a Montroig y, posteriormente, a París, donde lo terminó.

El cuadro permanecerá en Barcelona hasta el 15 de junio. A partir de esa fecha, y si la National Gallery lo permite, hay interés por parte del Ministerio de Cultura para que vaya a Madrid, con el resto de la exposición dedicada a Miró en Barcelona. Fuentes de la fundación, afirmaron que el ayuntamiento y la viuda de Hemingway, actual propietaria del cuadro, habían mantenido negociaciones para una posible donación de la obra a Barcelona, en cuyo caso podría quedar depositada en la Fundació Miró. Rosa Maria Malet desmintió categóricamente esta información y también el alcalde de la ciudad. Sara Fischer, sin embargo, no pareció asombrada por la noticia. Manifestó que, aunque no sabía nada al respecto, no le parecería extraño. "Sería una buena noticia para Barcelona, y triste para la National Gallery", comentó, añadiendo que en cierta medida el cuadro pertenecía a Barcelona.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana