Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
"Estados Unidos y la 'subversión' centroamericana"

Rechazo de políticos centroamericanos a las palabras de Ronald Reagan

Rechazo vehementemente el intrusismo hegemónico de Ronald Reagan, porque ofende no sólo a los nicaragüenses, sino a todos los latinoamericanos", dijo ayer el ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez desde la presidencia de la comisión socio-política del certamen Iberoamérica encuentro en la democracia, que se celebra en Madrid. El político venezolano dijo que «aun en el caso de que Nicaragua se dotase de un régimen comunista, no se justificaría una intervención norteamericana, porque cada pueblo tiene derecho a dotarse del régimen que desee", agregó Carlos Andrés Pérez.Tras afirmar que en Nicaragua "no se han implementado ni el pluralismo político ni el económico" y asegurar que no siempre, desde Managua se ha seguido el camino del no alineamiento, el ex presidente de Venezuela aseguró que los dirigentes nicaragüenses "tienen razón cuando afirman que el continuo hostigamiento norteamericano, la asfixia política y económica son las principales causas de la desvirtuación del sandinismo". Más adelante añadió que la revolución nicaragüense "es patrimonio latinoamericano".

Para Edmundo Jarquín, director del Fondo de Reconstrucción y Desarrollo de Nicaragua, «quien agrede más la libertad en Centroamérica es Estados Unidos, que frente a la revolución sandinista ha levantado la opción del derrocamiento armado".

El ministro nicaragüense dijo a este diario que "Estados Unidos, a quienes en Nicaragua discrepan, les está forzando a tomar opción armada contrarrevolucionaria, a que renuncien al ejercicio de las libertades democráticas y sigan vías antidemocráticas de discrepancie.

"Insolente"

Héctor Dadá, ex miembro de la Junta de Gobierno de El Salvador tras el derrocamiento del dictador Humberto Romero, calificó la declaración del presidente norteamoricano Ronald Reagan como "insolente" y como una "verdadera proclamación de los derechos hegemónicos de EE UU sobre Centroamérica, muy peligrosa, ya que tales declaraciones parecen presuponer otras hegenionías, la soviética, en otras áreas".Para Dadá, Reagan ha vuelto a considerar el conflicto en Centroamérica como un segmento de la conflagración Este-Oeste. Si Texas se halla a la misma distancia de El Salvador que Massachusetts", dijo el político salvadoreño parafraseando al presidente norteamericano, los soviéticos pueden asegurar que Madrid dista de Moscú lo mismo, incluso menos, que Vladivostok".

Jorge Arturo Reina, ex rector de la universidad de Tegucigalpa y secretario general de la Alianza Liberal del Pueblo, aseguró que "Estados Unidos se negó a negociar en El Salvador porque tenía una versión exclusivamente militar de los hechos y consideraba que la causa de la crisis salvadoreña era Cuba y su solución únicamente militar". Reina agregó que "Washington descubrió luego que la causa no era Cuba y que la situación no tiene una solución militar, pero durante este cambio de óptica se produjeron miles de muertos".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 1983