Dos heridos por explosión de una granada en Lérida

Un sacerdote y un joven de quince años resultaron heridos por la explosión de una granada en la barriada de La Bordeta, en Lérida (Lleida). El sacerdote, Angel Sola Cortaza, de 45 años, aficionado a las armas, manipulaba la bomba, una granada de mano que al parecer había encontrado semienterrada en los alrededores, cuando el artefacto hizo explosión ocasionándoles heridas gravísimas a ambos.Los dos heridos fueron trasladados a la residencia de la Seguridad Social en donde se encuentran internados. El joven, Juan Ribalta, se encuentra en cuidados intensivos. Al parecer, el joven sostenía la bomba en sus manos mientras el sacerdote trataba de desmontarla.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de septiembre de 1982