ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 8 de mayo de 1981

Científicos soviéticos pueden haber resuelto el problema de la fusión nuclear gobernada

Científicos soviéticos están a punto de terminar los trabajos relacionados con la creación de dos grandes dispositivos de rayos láser destinados a obtener temperaturas de cien millones de grados en una fracción de tiempo casi infinitesimal, lo que podría suponer una puerta abierta para la creación de un reactor termonuclear, prototipo de una futura central de fusión nuclear.

Según declaraciones de Fiodor Bunkin, miembro correspondiente de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética, a la agencia de Prensa Novosti, el Instituto de Física Lébedev, perteneciente a la citada Academia de Ciencias, tiene prácticamente a punto los dos generadores láser. La síntesis termonuclear controlada es uno de los problemas más importantes con los que se enfrenta la ciencia a la hora de obtener una reacción de fusión nuclear, que consiste en unir átomos de hidrógeno entre sí, liberándose la citada energía de fusión. El procedimiento es, en cierto modo, inverso al clásico de la fisión nuclear, que consiste, por su parte, en bombardear con neutrones núcleos de elementos pesados, aprovechándose la energía liberada por la ruptura de tales núcleos. El problema, en el caso de la fusión, es poder controlar la reacción sin que haya explosión; hasta ahora, la fusión nuclear sólo se ha conseguido en las bombas llamadas «de hidrógeno», o bombas H, y la temperatura de millones de grados necesaria para que la fusión se inicie en ellas se conseguía mediante la explosión de una bomba atómica convencional.Uno de los métodos más prometedores para obtener esos cien millones de grados sin utilizar la energía de una explosión, es decir, mediante un método gobernado, parece ser el láser. Para ello es necesario que el brillo del haz de luz láser corresponda a la intensidad de la luz emitida por una fuente de calor cuya temperatura fuese de cien millones de grados. Por otra parte, el haz de láser debe calentar la materia fusionable hasta la temperatura requerida durante un lapso muy corto, a fin de evitar la dispersión del plasma; de forma que la duración del impulso láser no debe sobrepasar la mil millonésima de segundo y su energía debe llegara 100.000 julios (unidad de energía).

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana