ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 19 de febrero de 1981

El concepto de mestizaje se puede aplicar a la cultura española, según José Luis Abellán

Propone la creación de una Comunidad Hispánica de Naciones

La historia y el sentido de la cultura española es el tema del curso que imparte el profesor José Luis Abellán, profesor numerario de Historia de la Filosofía Española en la Universidad Complutense, a lo largo de cinco sesiones en el Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe. El concepto de mestizaje cultural, tradicionalmente aplicado a la cultura de los países latinoamericanos y que se puede aplicar también a la cultura española, es la tesis que defiende en sus lecciones el profesor Abellán.

La cuarta sesión del curso se celebró anoche en torno al tema El impulso de renovación, desde la Ilustración hasta 1939. El próximo día 25, el curso termina con la exposición de El sentido de la cultura en la España actual y su proyección americana. En clases anteriores, el curso sobre La cultura española, su historia y su sentido, se completó con los análisis sobre los orígenes de la cultura española y su caracterización específica, la función del erasmismo en la constitución ideal de España y el sentido de la contrarreforma y el barroco. El seminario se realiza con el patrocinio del Instituto de Coooperación , Iberoamericano.El profesor José Luis Abellán mantiene que estamos en un momento culturalmente muy importante de nuestra historia. «En cambio», dice José Luis Abellán, «los urgentes y agobiantes problemas políticos, económicos y sociales que tiene planteados la sociedad española pueden actuar de pantalla que oculte esta oportunidad histórica única, por lo que me considero en la obligación de llamar la atención al respecto de la opinión pública, con el fin de que dicha oportunidad no se pierda».

La tesis que atraviesa las aportaciones del curso, según el profesor Abellán, supone una nueva interpretación de la cultura española y tiene como hilo conductor el concepto de «mestizaje cultural». «Este concepto», señala, «tradicionalmente aplicado por los americanistas a la cultura de los países hispanoamericanos, creo que puede ser de extraordiaria fecundidad si se aplica a la cultura española». En su recorrido por la historia de España, explicado en las lecciones del curso, ilustra la idea de que lo más propio y específico es el ser una cultura mestiza, en la que elementos diversos y muy heterogéneos se han integrado paulatinamente en una síntesis superior. «Esta interpretación, manejada como hipótesis de trabajo, se encuentra en oposición a la idea tradicional de una España como defensora exclusivista, de unos supuestos e inalterables valores castizos que concuerdan con la versión oficial de nuestra historia, mantenida, en más o menos recortes críticos, hasta nuestros días ».

Carácter integrador

La importancia que esta interpretación puede tener para el presente y el futuro español inmediato es extraordinaria, algún el profesor Abellán, quien señala que, «con la muerte de Franco, en 1975, se cerró un ciclo de la historia española, y ahora nos encontramos ante una oportunidad histórica única en que toddo favorece para dar un salto cualitativo, en el sentido de inaugurar una nueva etapa donde se extraigan las últimas consecuencias del carácter integrador y de mestizaje propio de nuestra cultura».«Hay dos aspectos en que este enfoque podría dar un resultado fecundo. Uno, el uso enriquecedor y propiciador de una síntesis superior que se haga del llamado Estado de las autonomías. En la época de Franco, una preocupación desaforada por la unidad de España ha estado a punto de provocar una fragmentación, un desmembramiento y una invertebración histórica de carácter irreversible. La sustitución del término España por el cada vez más ampliamente aceptado de Estado español era prueba irrefutable de que cada vez más lo único que nos unía a los españoles era el vínculo autoritario establecido por la estructura política estatal, pero que, en realidad, los españoles de unas y otras regiones cada vez teníamos menos que ver entre nosotros mismos. Ahora es preciso recorrer el camino inverso y recuperar el sentido de lo nacional español para que el término España vuelva a tener el, contenido propio de lo que es siempre una nación: un proyecto de vida en común, y que sea España lo que siempre fue: una unidad en la variedad, con un alto sentido de convergencia y de integración de su comunidad histórica».

La proyección recíproca sobre la cultura hispanoamericana es el otro aspecto de la interpretación del profesor Abellán. «Ello permitiría un reflujo dialéctico entre ambas culturas de consecuencias insospechadas en la elaboración de un contenido programático común que afianzara lo que me parece inevitable en un futuro más o menos lejano: la creación de una Comunidad Hispánica de Naciones. Algo han visto los actuales políticos que se preocupan de las relaciones con los países hispanoamericanos, pero no sé si se han dado cuenta de la profunda trascendencia que tendría el que ese proyecto adquiriera sustancia cultural propia y específica si se aglutinara en un sentido le integración y de mestizaje»

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana