Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

"Centennial": un telefilme para conmemorar el bicentenario de Estados Unidos

La programación cinematográfica es lo más relevante del fin de semana, a falta de otros géneros de programas que planteen una alternativa digna al actual esquema, que no se modificará hasta el próximo abril. Por una parte, Cabaret, importante obra del musical moderno, cuyo pase por Televisión (hoy, a las diez de la noche) ha suscitado algunas protestas de la industria del cine -sector exhibición-, que se considera perjudicada. Por otra, la emisión del telefil me Centennial, una producción «colosal» de la televisión americana que en principio se quería emitir dentro de Grandes relatos y que ahora se camufla como si se tratase de una película de cine dentro del habitual espacio de sobremesa (hoy, 15.45 horas, episodio piloto de más de dos horas), pero que en lo sucesivo se emitirá en capítulos semanales los domingos a las 18.50 horas.Centennial pretende contar en veinte horas (doce episodios: do de 140 minutos y diez de 93 minutos en la versión original y comercial) doscientos años de historia d Estados Unidos. Producida en 1978 para conmemorar el bicentenario, el telefilme es el proyecto más ambicioso realizado hasta ahora para la televisión, con un presupuesto próximo a los 2.000 millones de pesetas.

El relato, a partir de la obra de James Michener, cuenta la vida de un grupo de colonos que viven en una ciudad imaginaria de Colorado, expulsan a los indios arapajoes de su territorio a lo largo de siete generaciones -con toda la epopeya del Oeste de por medio-, se convierten en el símbolo de la formación de Estados Unidos.

El reparto lo encabeza una selección antológica de personajes de la televisión americana, como Da vid Jarissen (antes, El fugitivo) Raymond Burr (antes, Ironside y Perry Mason), Pernell Robert (antes, actor de Bonanza), Chad Everett (quien había interpretado a Doctor Gannon), Robert Conrad Richard Chamberlain y otros, has ta completar el, medio centenar de papeles protagonistas.

El resultado, sin embargo, no fue un negocio para los productores, aunque la serie haya sido vendida casi todas las televisiones. Centennial pretendió ser la réplica blanca a la historia negra de Raíces, pero no logró superar los índices de audiencia que alcanzó el serial de los antepasados de Haléy. También aquí el autor, James Michener, se asoma a la pequeña pantalla para presentar su novela y telefilme mamut, de dudosa ideología. El formato espantó incluso a los directivos del equipo saliente de Televisión Española, que no se atrevieron a programarlo en raciones diarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de enero de 1981