Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cuatro miembros del comando que intentó asaltar el cuartel de Berga

Fuerzas de la Guardia Civil de la comandancia de Manresa detuvieron anteanoche a cuatro integrantes del comando terrorista que el pasado 16 de noviembre intentó asaltar el acuartelamiento militar del batallón de cazadores de montaña Cataluña IV, ubicado en Berga (Barcelona). Tres de los detenidos pertenecen a ETA Político-militar, mientras que el cuarto es miembro del Partit Socialista d'Alliberament Nacional dels Països Catalans (PSAN). La detención tuvo lugar en una barraca de viña de Castellfullit del Boix, localidad situada a veinte kilómetros de Manresa y que, pese a su escasa población -350 habitantes-, posee un extenso término municipal, de más de sesenta kilómetros cuadrados.Los detenidos son Emilio Zagarzazu, alias Txindu, de veintiún años, natural de Fuenterrabía; María Arrate Candelaria Elcoiribe, de veinte años, natural de Vergara, y Carmen Barandiarán Santiago, de veinticinco años, natural de Pamplona; los tres, miembros de ETA Político-militar. El cuarto de tenido es Jordi Puig Panella, de diecinuev e años, natural y vecino del barrio Hermanos Sabat, de Gerona, y militante de la organización del PSAN, en la citada ciudad, Jordi Puig había sido detenido el pasado 16 de septiembre, acusa do de emborronar varias indica ciones de tráfico de carreteras gerundenses y escribir encima su traducción al catalán. Fuentes del PSAN de Gerona reconocieron anoche la militancia de Jordi Puig en la organización, al tiempo que se reafirmaron en la estrategia del citado partido, contraria a la lucha armada.

Fueron hallados hambrientos

Según vecinos del pequeño pueblo de Castellfullit del Boix, la Guardia Civil vigilaba la zona desde hacía días y había montado diversos controles en las inmediaciones del pueblo. Los cuatro miembros del comando fueron hallados en lamentable estado, hambrientos, con muestras de haber pasado frío y de haber vagado por el monte durante varios días. En su poder, la Guardia Civil les ocupó una pistola Browing calibre 9 milímetros y un revólver Taurus. Otras fuentes indicaron que los cuatro jóvenes habían bajado en alguna ocasión al pueblo para adquirir alimentos y telefonear, extremo este que no pudo ser confirmado.Con las citadas detenciones, son ya siete los miembros del comando asaltante detenidos por la Guardia Civil. Continúa sin ser localizado el jefe del comando, identificado como el miembro de ETA Político-militar, José María Salegui Urdieta, así como otros tres miembros del comando. Según anteriores informaciones de la Guardia Civil, se trataría de los también etarras José María Iza Unamuno y José Agustín Echega Aguirre, y el independentista catalán Robert Ara Arqués, natural de San Fructuoso de Bagés (Barcelona). Este último, siempre según la Guardia Civil, habría trasladado al comando asaltante desde la localidad fronteriza de Puigcerdá hasta Manresa, en donde había alquilado un piso a su nombre, que servirla luego de base para realizar el frustrado asalto al acuartelamiento.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1980