El servicio secreto boliviano, acusado de asesinar a un español

El dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Aníbal Aguilar Peñaprieta, acusó al jefe de los servicios de inteligencia del Ejército de ser el inspirador del asesinato del sacerdote de origen español -nacionalizado boliviano - Luis Espinal, acaecido el mes pasado.

Aguilar denunció asimismo al jefe de operaciones del Departamento, de Orden Público (DOP), Guido Benavides, y al coronel Rafael Loayza de ser los encargados de ejecutar un macabro plan terrorista de exterminio de «los dirigentes políticos caracterizados por su defensa de las mayorías nacionales».

Expresó que la información la obtuvo de gente infiltrada en los organismos de inteligencia del Ejército.

Aguilar Peñaprieta subrayó que el asesinato del sacerdote Luis Espinal fue perpetrado en el «matadero nacional», en una zona marginada de La Paz, después de ser sometido a intenso interrogatorio y tortura.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de abril de 1980