Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EL 30% de la flota mercante mundial, bajo bandera de conveniencia

La flota internacional que opera en la actualidad bajo el sistema de libre inmatriculación, denominado también de pabellones o banderas de «conveniencia», alcanza actualmente al 30% efectivo de la flota mundial. Dicho sistema, lo reconoce la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), está regido por la «ley de la selva», y sus ventajas favorecen en forma indiscriminada a un número ínfimo de países industrializados, que se valen de este «registro abierto», y otro grupo ínfimo de países en desarrollo, que arriendan sus pabellones para estos efectos.El sistema facilita la exención de impuestos, evita el cumplimiento de las normas tradicionales de navegación, los procedimientos de inspección y permite economizar costes contratando mano de obra con salarios muy por debajo del nivel reglamentario, al mismo tiempo que se explota a la tripulación contratando un número muy inferior de marineros a los requeridos. Los marineros y oficiales españoles figuran en sexto lugar, en cuanto a nacionalidad, ocupando estos puestos de trabajo.

Según estadísticas de la UNCTAD, este estado anárquico de las banderas de conveniencia «pertenece y beneficia» a Estados Unidos (31,7%), Grecia (20,7%), Japón (19,2%) y Hong-Kong (16,9%), situándose inmediatamente después, con el 16% restante de beneficios, República Federal de Alemania, Italia, Suiza, Singapur, Canadá, Israel y Gran Bretaña.

Los términos «pertenece y beneficia», que emplea la UNCTAD en su informe, significa que si los barcos que navegan bajo banderas de conveniencia pertenecen nominalmente a personas o sociedades de países de esta bandera, son otros, en otras partes, quienes se benefician.

Por otra parte, los países que arriendan sus banderas para el sistema de «registro abierto», son Liberia (156 millones de toneladas), Panamá (32 millones), Singapur (once millones) y Chipre (cuatro millones). Sucede un fenómeno similar con Bermudas (tres millones) y las Bahamas (147 toneladas). Comparadas con estas cifras, el resto de los países en desarrollo, es decir, la inmensa mayoría de éstos, poseen sólo el 7% del tonelaje mundial.

Los expertos que han estudiado a fondo este problema se encuentran con la dificultad de identificar todos los accionistas que finalmente obtienen beneficios pecuniarios de la explotación de los buques de libre matrícula. Sucede especialmente -señala textualmente el informe de la UNCTAD- en el caso de los buques respecto de los cuales se ha podido determinar que la propiedad efectiva radica en compañías navieras griegas y de Hong-Kong, que al parecer ejercen plenamente las atribuciones de propietarios de buques.

Se concluye que no ha sido posible en tales casos proceder a la identificación de los propietarios efectivos que se ocultan detrás de las compañías griegas o de Hong-Kong.

Sin mencionar el caso específico, se habla de una flota de buques de bandera liberiana que pertenece a una sociedad anónima de ese país, propiedad, ella misma, en un 100% de una casa matriz de Estados Unidos, cuya sede y dirección efectiva se encuentra en Nueva York.

En una reciente reunión de la UNCTAD, en la que los países en desarrollo intentaron sacar adelante una resolución para la eliminación progresiva de los pabellones de conveniencia, se conoció un informe en el que se constata que la flota de libre inmatriculación se ha desarrollado a lo largo del decenio a un ritmo mucho más rápido que todos los otros sectores de la flota mundial.

En un cuadro estadístico se revela que entre 1955 y 1976 ha aumentado en un 1.149% la flota de registro libre contra un 347% la flota mercante mundial.

Estos hechos, la expansión de las operaciones bajo bandera de conveniencia, dificultan cualquier intento de reestructuración de la marina mercante mundial, en detrimento, especialmente, del desarrollo de la marina mercante de los países en desarrollo, que deben seguir pagando precios altamente perjudiciales por los fletes marítimos.

Hace 48 horas, en Monrovia, durante el transcurso de la conferencia sobre el «Desarrollo de los transportes marítimos y del comercio en Africa», Frank Chao, vicepresidente de la International Shipping Federation y armador en Hong-Kong, declaró que «sería desastroso que la UNCTAD insista sobre la supresión gradual de la libre inmatriculación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de enero de 1980

Más información

  • Según un informe de la UNCTAD