ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 27 de diciembre de 1979
Reportaje:

Juguetes educativos sólo para niños varones

  • La discriminación sexual empieza muy temprano, con los juegos

La discriminación sexual comienza muy temprano. El mundo de los juguetes no escapa de la creación de una identidad social bien diferenciada entre el hombre y la mujer. Mientras los niños son entrenados en juegos que fomentarán su conciencia espacial, lo que les hará más capaces en el dominio de la matemática y otras ciencias, las niñas son potenciadas en su capacidad sensitiva, privándose a los varones de cualidades femeninas que potenciarían positivamente su «capacidad de ternura».

La tendencia a distinguir entre juguetes de niños y juguetes de niñas ayuda a frenar el talento científico de las niñas, según ha revelado un informe reciente de la Comisión Británica para la Igualdad de Oportunidades. La discriminación existe no solamente en las casas y tiendas, sino también en las guarderías, desde la más tierna edad. En este estudio se descubrió que las maestras y profesores tienden a dar a los niños varones los juguetes que engloban relaciones espaciales o mecánicas, porque estos juguetes eran los más interesantes para ellos. En cambio no hacen esfuerzos para que las, niñas muestren también igual interés por ellos ni se les dedica el mismo tiempo.El informe inglés afirma que la evidencia científica más reciente muestra que una falta de experiencia ayuden a dar una conciencia espacial o una insuficiente experiencia con juguetes mecánicos y puzzles son factores que contribuyen más tarde a una insuficiencia matemática y científica, especialmente notable en las niñas. Aunque cada día hay más mujeres en los diferentes campos científicos y en las escuelas técnicas superiores, la inmensa mayoría sigue estando compuesta por varones.

La discriminación en los juguetes aparece desde muy temprano. Aunque algunos fabricantes de juguetes para niños menores de dos años muestran tanto a una niña como a un niño en la presentación de un juguete educativo, a medida que avanza la edad, avanza la discriminación. Una ojeada rápida a cualquier juguetería durante las Navidades y Reyes Magos confirma las sospechas. Las estanterías de niñas están llenas de muñecas, cocinas en miniatura, pequeñas fregonas, perfumes y cepillos de juguete u otros juegos de la coquetería femenina. Los niños, en cambio, tienen a su disposición toda una serie de juegos imaginativos (y no tan imaginativos) de puzzles, mecánica, trenes eléctricos, ingeniería del juguete, bloques de construcción, juegos científicos de química o biología, etcétera, aparte de los tradicionales camiones y juegos deportivos activos.

En muchos juegos creativos o educativos, en la caja aparece únicamente un niño jugando con gran interés. Si hay una niña, normalmente se la ve en un papel secundario, observando desde un segundo plano el juego del niño, pero no participando de manera activa.

El informe inglés fue presentado a las autoridades responsables del sistema educativo inglés e intentó subrayar el papel discriminatorio de las escuelas e incluso de las guarderías. Por otra parte, sería interesante considerar la otra cara de la moneda. Quizá los niños varones también sufren cierta privación al no jugar con muñecas u otros juguetes femeninos. Una pequeña dosis de ternura no les puede venir mal a los niños varones, así como tampoco un pequeño aprendizaje de las tareas del hogar.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana