Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los fabricantes de Bultaco, mantienen negociaciones con Honda

Cemoto, empresa catalana fabricante de las motocicletas Bultaco, ha mantenido estos últimos días contactos con la firma japonesa Honda, con el fin de llegar a un acuerdo que pueda solucionar la difícil situación por la que atraviesa la empresa española desde hace algún tiempo. Un portavoz de Bultaco ha confirmado a EL PAIS estas conversaciones, inscribiéndolas en el marco de otras que han tenido últimamente con otras fábricas japonesas.El problema fundamental que aqueja a Bultaco, primer fabricante de motocicletas -sin incluir scooters ni ciclomotores- de este país, radica en su corta producción -unas 22.000 máquinas anuales- para los casi quinientos obreros que integran la plantilla. A esto hay que añadir el problema que ha supuesto para la fábrica catalana la actual valoración de la peseta, que ha hecho descender sus ventas en Estados Unidos, principal mercado de la empresa española. Además, a ello hay que sumar la deficiente gestión gerencial de la última época, que ha obligado al creador -y propietario- de la empresa, Francisco X. Bultó, a volver a tomar el mando de la misma después de una retirada que él había querido definitiva.

La idea de don Paco Bultó, uno de los genios de la historia de la motocicleta, es reducir la producción a unas 16.000 máquinas anuales, cifra con la que se puede salir del impasse actual, para más tarde intentar recuperar la antigua fortaleza, actualmente perdida.

Los contactos con la poderosa firma japonesa Honda, según un portavoz de Bultaco, se inscriben dentro de los muchos que se han entablado con otras marcas, y siempre con el objetivo de llegar a un acuerdo comercial o técnico con uno de los poderosos de la industria de las dos ruedas. Para la empresa japonesa el acuerdo con Bultaco serviría, en principio, para vender una importante partida de motores, que se montarían en chasis nacionales. Más tarde podrían importarse en España, a través de Cemoto, incluso motocicletas completas, lo que abriría una puerta comercial para los japoneses en este país, en el Mercado Común y en los países suramericanos.

Técnicos de Honda han venido de Japón para entablar estas conversaciones, que han durado varios días. Tras éstas han girado una visita por todo el país, para comprobar personalmente la situación del mercado español e inspeccionar la red comercial y técnica del fabricante catalán.

En palabras del propio creador de Bultaco -una empresa que en el pasado ejercicio facturó algo más de 1.800 millones de pesetas, con un incremento próximo al 20% respecto al anterior-, «la empresa atraviesa dificultades, pero no estamos hundidos, ni muchísimo menos. Hemos podido comprobar que son muchos los que nos apoyan, desde los suministradores de industria auxiliar hasta nuestros delegados provinciales. Todos ellos se han portado maravillosamente. Por ellos, y por nosotros mismos, no vamos a dejar que esta empresa se hunda», dijo a EL PAIS el propio don Paco Bultó.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 1979