ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 16 de octubre de 1979

Golpe de Estado militar en El Salvador

Un movimiento de oficiales jóvenes, dirigido por dos coroneles y un comandante, dieron ayer un golpe de Estado incruento en la República centroamericana de El Salvador, derrocando al general Carlos Humberto Romero, elegido presidente en 1977, informó la agencia Efe. Romero ha abandonado el país con su familia, a bordo de un avión guatemalteco, y podría dirigirse a Estados Unidos. Se espera que sea sustituido por una junta militar que representaría al ala joven del Ejército.El golpe fue dado desde el cuartel de San Carlos, la principal «instalación militar del país, situado en la capital, San Salvador.

Pasa a página 7

El golpe está dirigido por militares jóvenes de "pensamiento democrático"

(Viene de primera página)

Los coroneles Jaime Abdul Gutiérrez y Adolfo Arnoldo Majano encabezaron el levantamiento militar.

Los militares que derrocaron al presidente han hecho saber que tomaron el poder ante la incapacidad del general Romero para poner fin a la violencia política que venía ensangrentando el país.

En una primera proclama, emitida anoche, se pide a los sectores de izquierda y derecha que depongan las armas, al tiempo que se promete la celebración de elecciones. Las guarniciones militares de San Miguel, Sonsonate, San Vicente y otras del interior del país se rebelaron contra el régimen que había sometido el país (4,5 millones de habitantes y 2 1.000 kilómetros cuadrados) a una situación represiva que amenazaba con desembocar en una guerra civil. La situación de violencia e intentos de insurrección de la izquierda revolucionaria recordaban mucho a la de Nicaragua antes del asalto final de los sandinistas al poder.

Los oficiales jóvenes del Ejército salvadoreño son los que han realizado el golpe de Estado en El Salvador, declaró el ex candidato presidencial de ese país, coronel Ernesto Claramount.

Exiliado en San José de Costa Rica desde 1977, Claramount no proporcionó mayores detalles sobre el movimiento, e indicó que el levantamiento está dirigido por militares «de pensamiento democrático que no soportaban el estado de cosas imperante en El Salvador».

Sostuvo que no conoce los nombres de los dos o tres principales organizadores de la rebelión, pero sabe que el movimiento lo dirigen entre veinte y treinta jefes y oficiales.

Claramount indicó que espera que se le llame para regresar nuevamente a El Salvador, de donde se trasladó a Costa Rica en 1977, después de denunciar que las elecciones que llevaron al poder al general Carlos Humberto Romero fueron un fraude en contra del movimiento político que él encabezó en aquel entonces.

Uno de los dirigentes del golpe sería el coronel Antonio González Elizondo, que es el comandante del cuartel de San Carlos, en el norte de la capital, donde está la primera brigada de infantería y desde donde se dirigió la rebelión.

Una emisora salvadoreña señaló que un total de catorce guarniciones participaron en el golpe. La fuente subrayó que los oficiales rebeldes capturaron a jefes y subjefes de las guarniciones por la mañana. Acto seguido establecieron retenes en las salidas de las ciudades e impidieron el servicio de transporte público.

La emisora puntualizó, finalmente, que las actividades comerciales y bancarias se desarrollaron normalmente durante el día, pese a los intensos rumores sobre el golpe de Estado.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana