ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 8 de agosto de 1979

Sorpresa en Italia ante la desaparición del financiero Sindona

  • El "hombre de negocios" estaña vinculado a la DC y la Mafia

El anuncio de la desaparición en Nueva York del hombre de negocios italiano Michele Sindona ha causado gran impacto en Italia por tratarse de un hombre estrechamente vinculado a varios asuntos político-financieros de lo más dudoso.

Perseguido judicialmente por quiebra fraudulenta por la magistratura italiana y norteamericana, Michele Sindona, de 59 años de edad, ha sido, desde 1969 a 1974, un «todopoderoso» de las finanzas y de la economía italianas, ejerciendo su poder hasta los círculos próximos al Gobierno mediante financiaciones ocultas. Su nombre acababa de resurgir con motivo del asesinato, el 13 de julio en Milán, del abogado Giorgio Ambrosoli, encargado de la liquidación de su bunker financiero: la Banca Privata Finanziaria. Ambrossi tenía que firmar al día siguiente, el 14 de julio, el acta de los testimonios acusadores que había recogido en Italia para el proceso de Sindona en Estados Unidos. El 10 de septiembre, Sindona tenía que ser juzgado en Nueva York por sus actividades fraudulentas, que originaron la quiebra de la Franklin National Bank la más importante en la historia de Estados Unidos.La prensa italiana no dudó entonces en escribir que Sindona podía haber sido el instigador del crimen. Los rotativos italianos se preguntan ahora si Sindona ha sido verdaderamente secuestrado o si, por el contrario, está tratando de disimular su huida. Incluso algunos diarios, como La Repubblica, no dudan en afirmar que al haberse convertido en un personaje excesivamente incómodo haya podido ser asesinado por una organización de la que fue el ejecutante: la Mafia.

«Sindona podía haber revelado al tribunal federal sus secretos, que hacen temblar a numerosos personajes. Existen bastantes probabilidades de que Sindona haya sido un instrumento entre las manos de la Mafia americano-italiana. La organización podría haber decidido eliminar el peligro que representaba. Ambrosoli, reducido al silencio; Sindona, desaparecido; el silencio sobre los santuarios de la Mafia sigue estando bien guardado», escribe el diario La Repubblica.

Reconstituyendo su carrera y las ramificaciones de sus intereses, la prensa señala, por otra parte, que Sindona estaba estrechamente vinculado a los partidos de la mayoría política italiana, especialmente a la Democracia Cristiana, al Vaticano y al establishment estadounidense próximo a la Casa Blanca antes del escándalo del Watergate.

Michele Sindona, nacido en Patti, en la provincia siciliana de Mesina, en 1920, licenciado en Derecho, inició sus actividades financieras en Milán, donde se instaló como abogado especialista en temas fiscales en 1946. De esta forma se puso en contacto con las más importantes personalidades del mundo económico y financiero italiano.

A partir de 1960, cuando comienza el «milagro » económico italiano, Sindona compra numerosas empresas y solicita a su vez préstamos para potenciarlas, pero que, en realidad, sirven para tapar los déficit de otras sociedades. Consigue entonces controlar la Banca Privata Finanziaria y con ella se inicia el torbellino de sus «grandes negocios», que sólo se acabará en Italia con su inculpación por violación de la legislación bancaria. Condenado a sólo tres años y seis meses de cárcel, huye a Estados Unidos, donde se ve implicado en la quiebra de la Franklin Bank, establecimiento bancario que formaba parte de su imperio internacional.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana