ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 19 de abril de 1978
Móstoles

Un policía municipal expedientado denuncia irregularidades en el Ayuntamiento

Alberto Maruenda, policía municipal de Móstoles, militante del Partido Liberal y vocal de la Asociación de Vecinos ha acusado al Ayuntamiento de intentar deshacerse de él por su constante labor de denuncia de las irregularidades observadas en el mismo, y que afectan al secretario municipal. a varios concejales y al funcionamiento municipal en general. Al policía municipal se le ha abierto un expediente por insubordinación y el secretario del tribunal es justamente el mismo que fue denunciado por aquél.El policía señor Maruenda, trabajó en la vigilancia de abastos y mercados desde junio de 1974 hasta abril de 1977. Según sus propias manifestaciones, algunas denuncias presentadas por él se referían a supuestas irregularidades en la industria panificadora propiedad de uno de los tenientes de alcalde, así como al hecho de que varios colegios privados, propiedad de otro concejal, haya funcionado bastante tiempo sin la correspondiente licencia de apertura.

Trasladado en la fecha indicada al Servicio de Recaudación, envió varias cartas a la prensa, algunas de las cuales se publicaron, insistiendo en la práctica del cobro por mandamiento. es decir, que algunas gratificaciones percibidas por el secretario municipal, Emilio Viciana, y por el secretario particular del alcalde. Manuel Cabañas, no figuraron en el capítulo de pagos al personal, sino en el de gastos generales.

A los pocos meses de pertenecer a este servicio, veintidós funcionarios firmaron una carta en la que se pedía su traslado a otro departamento por las molestias y el mal ambiente que estaba creando entre los compañeros. Por esas mismas fechas, el señor Maruenda entraba como vocal en la Asociación de Vecinos de Móstoles y se encargaba precisamente de la vocalía de control de precios y calidad en los mercados. Con este motivo. el Ayuntamiento envió un escrito a la Asociación explicando que por su calidad de funcionario, no podía simultanear ambas funciones, idea que fue rechazada por la Asociación.

El señor Maruenda fue asignado nuevamente a la Policía Municipal, en el turno de noche sin que se tomara en cuenta que, al padecer de sinusitis, el médico le había recomendado ejercer trabajos en los que no tuviera que soportar cambios bruscos de temperatura. Además, el policía en cuestión forma parte del sector de la Policía Municipal que se niega a portar armas y la suya la entregó hace un par de meses a la Guardia Civil.

El Ayuntamiento no tuvo en cuenta sus argumentos y le ratificó en el turno de noche al que no acudió durante los días del 5 al 9 de abril. Por este motivo se le ha abierto un expediente por insubordinación, cuyo presidente es el mismo alcalde, designándose a sí mismo como consta en el oficio, y nombrando secretario al señor Viciana, aludido anteriormente.

A la hora de cerrar esta edición no pudimos localizar al alcalde de Móstoles. Edistio González para pedirle su opinión sobre el tema.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana