ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 6 de julio de 1977

Se inicia un inventario mundial de arte, cultura y bienes naturales

La UNESCO formará un organismo para su protección

Concluyó ayer en París, en la sede de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), la primera sesión del llamado Comité de la protección del patrimonio cultural y natural. El representante del Senegal, en esta reunión nos declaró: «La importancia de estos trabajos radica en que, por primera vez en la historia, no sólo el patrimonio cultural, sino también el natural, van a inscribirse en un censo mundial con objeto de facilitar la lucha contra las amenazas. crecientes que acechan a los tesoros del planeta.»

Durante los últimos cuatro días, representantes de quince países se han reunido en la UNESCO para formular los criterios que permitirán establecer una primera lista del patrimonio mundial, tanto si se trata de valores culturales, como los monumentos y reservas naturales. En 1972, la «Conferencia General de la UNESCO» ya aprobó una convención sobre esta cuestión que, desde entonces, veintinueve paises de los cinco continentes han firmadó. El pasado mes de noviembre, en Nairobi, estos países que se han adherido a la convención destinada la protección del patrimonio mundial se reunieron por primera vez. Y ahora, en la UNESCO, una comisión formada por representantes de quince de los veintinueve países son los que han trabajado por primera vez, para establecer las fórmulas que servirán para seleccionar los valores o lugares que integrarán, un día, ese patrimonio planetario, cuya, salvaguarda estará a cargo del organismo internacional que también se creará al efecto.Los quince países que han participado en los trabajos que terminaron ayer en la UNESCO fueron los siguientes: Alemania Federal, Australia, Canadá, Egipto, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Ghana, Irak, Irán, Nigeria, Polonia, Senegal, Túnez ,Yugoslavia.

A lo largo de las diversas reuniones se estudiaron dos cuestiones fundamentales: en primer lugar, todo lo relativo al establecimiento deja lista del patrimonio mundial, es decir, muy particularmente, la formulación de los criterios que servirán para que un tesoro o un bien determinado sea inscrito en la lista del patrimonio. Todo lo que concierne a la determinación del patrimonio mundial en peligro y, en consecuencia, la asistencia que pudiese prestarle el llamado «Fondo del Patrimonio Mundial».

Hasta la fecha, sólo los veintinueve países que han firmado la convención aprobada por la UNESCO en 1972 podrán proponer sus valores culturales o naturales para que sean incluidos en la lista del patrimonio.

Por lo que concierne a la distinción entre patrimonio cultural y natural, la «Conferencia General de la UNESCO» los definió de la siguiente manera:

Patrimonio cultural: monumentos, es decir, obras arquitectónicas, obras de escultura o de pintura monumentales, inclusive las cavernas y las inscripciones. Los conjuntos; es decir, grupos de construcciones que tengan un valor especial, histórico o artístico. Los lugares; es decir, zonas topográficas, obras conjuntas del hombre y de la naturaleza qué representen un valor especial.

Patrimonio natural: los monumentos naturales, constituidos por formaciones físicas y biológicas, con un valor estético o científico. Las formaciones geológicas y fisiológicas. Y los lugares naturales o las zonas naturales estrictamente delimitados que tengan un valor especial de orden científico o desde el punto de vista de la conservación o de la belleza natural. El comité de los quince, reunido en París, ha abordado, también, la creación del «Fondo del Patrimonio Mundial», ya aludido, que serviría para financiar la conservación y protección de los bienes naturales o culturales. Las fuentes de ingresos vendrán de los países que hayan firmado la convención (veintinueve, hasta la fecha, entre los cuales no se encuentra España), de donaciones, de otros Estados, de la UNESCO y de las Naciones Unidas.

También va a constituirse, en este aspecto económico, un Fondo de Reserva.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana