ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 13 de julio de 1976

Primer encierro sangriento de los sanfermines

  • El único herido grave fue el doblador Jesús Gracia

Ayer la tragedia estuvo a punto de presidir el encierro de las fiestas pamplonicas. La emoción dio paso a la sangre, y una docena de corredores resultaron heridos; dos de ellos, de gravedad. El encierro duró un cuarto de hora y los espectadores que llenaban la plaza ya presintieron el drama porque saben que a los tres minutos de estallar el tercer cohete en el aire, si todo se desarrolla con normalidad, los seis toros entran en el coso pamplonica.

A las ocho y tres minutos en la plaza sólo habían entrado cuatro toros y los cabestros. Faltaban dos reses, que mientras tanto sembraban el pánico por la plaza del Ayuntamiento y por la calle Mercaderes.Los incidentes comenzaron cuando en la calle de los carniceros, frente al vallado del mercado, uno de los toros de cabeza resbaló y la manada rodó por el suelo. El cornúpeta quedó en el suelo, cojo de una pata, mientras los demás prosiguieron su carrera. En la calle de Mercaderes se quedó suelto un toro de la manada. Los mozos lograron arroparle y llevarle por Estafeta hasta que un irresponsable le citó, lo que provocó que se desentendiera de los mozos y creara de nuevo la confusión en el recorrido.

Por fin, mientras el toro cojo, a duras penas recorría Estafeta, el que se quedó rezagado entró en la plaza. Allí se produjo el primer percance de gravedad. Antes de entrar en los corrales cogió al doblador Jesús Gracia, ex novillero, junto a un burladero. La cornada le interesó la cara interna del tercio medio de la pierna derecha. Precisó una intervención quirúrgica en la misma plaza.

Mientras, el toro cojo permanecía tumbado en la esquina de la Telefónica, ya a escasos metros de la plaza. Se soltaron los cabestros desde la plaza para tratar de arrastrarle a los corrales y se produjo entonces el segundo percance grave del encierro. Luis Miguel Goñi se vio sorprendido por el grupo de mansos, uno de los cuales le golpeó con fuerza. El mozo cayó al suelo de cabeza, lo que le causó conmoción cerebral. Por fin se consiguió levantar al toro y llevarle a duras penas a los corrales.

A las ocho y cuarto acabó el encierro. Seis personas serían ingresadas poco después en el Hospital Provincial y otras tantas curadas de lesiones de menor importancia. Había acabado el primer encierro accidentado de las fiestas de San Fermín.

Parte facultativo

Según el parte médico facilitado por el doctor Martínez Vergara, director del servicio de urgencia del Hospital de Navarra, y distribuido por la agencia Cifra, los accidentados han sido éstos:Jesús Gracia, con herida de asta de toro en cara interna, tercio medio de la pierna derecha, con desgarros musculares de los músculos gemelos. Fue intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza por el cirujano jefe, doctor Juaristi. La operación duró media hora.

Luis Miguel Goñi Echave presentó conmoción cerebral y contusión de tórax, además de fractura de huesos propios de la nariz. Quedó ingresado en observación. Este mozo es el que resultó golpeado por uno de los mansos en los últimos minutos del encierro.

Santiago Zabalza Ruiz presentaba herida en cara externa del tobillo izquierdo a la altura del maleolo peroné por asta de toro. Quedó ingresado en observación.

Manuel Martínez Velasco, herido por asta de toro en región inguinal que afecta solamente a la piel y tejido celular subcutáneo. Quedó ingresado en observación.

David Clark presentó herida en región posterior del muslo izquierdo que afectaba a la piel del tejido celular subcutáneo y músculo casto externo, erosiones y fuerte contusión de tobillo derecho. Quedó ingresado en observación.

El mismo toro que hirió a Jesús Gracia proporcionó un puntazo a Vicente López, conocedor de la ganadería, quien sufrió una herida incisa en la ceja derecha. También resultó cogido el doblador, Antonio Robles, «El Sevilla», que padeció conmoción por traumatismo abdominal de pronóstico leve.

En la enfermería de la plaza fueron atendidos de erosiones diversas los mozos Juan Manuel Uzcaire, Pedro Royo, Miguel Arriba, Juan María Ochoa, Julián Medina, Luis Pérez, Ignacio Uriarte, Juan Manuel Unzue, Celestino Lateza y Jesús Valencia. En el Hospital de Navarra fueron asistidas otras seis personas de diversas lesiones leves.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana