La comisión verificadora

de poderes de la LXI Conferencia Anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), rechazó ayer la impugnación de credenciales de la delegación trabajadora española, presentada por las organizaciones sindicales españolas de carácter ilegal, a través de las centrales sindicales socialistas y comunistas CIOLS y FSM.En la decisión de la comisión verificadora de poderes se manifiesta la confianza en que la reforma sindical anunciada contendrá disposiciones en materia de libertades y derechos sindicales, en consonancia con los convenios de la OIT.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de junio de 1976